‘DC Comics/Dark Horse Comics Aliens – Segundo Asalto’, si funciona, ¿para qué cambiar?

Segundo recopilatorio de las historias en las que se cruzan los caminos de los héroes de DC y los simpáticos xenomorfos que ya hicieran la vida imposible a la teniente Ripley. Tres relatos cuyo protagonismo se lo reparten el Hijo de Krypton y Linterna Verde, dos nombres importantes que brillarán con intensidad sin necesidad de contar con el otro niño mimado de la editorial. Resulta bastante llamativo el comprobar la calidad de unos tebeos que, a priori, no dejarían de ser un experimento algo extraño entre unos personajes con no demasiado química. El caso es que, en contra de lo que podría pensar todo el mundo, la cosa funciona, y lo hace rematadamente bien en algunas de las miniseries (es normal, como en todos sitios, hay cosas mejores y otras peores). Bien es cierto que, leídos a día de hoy años después de su publicación, lo apreciamos con otros ojos, mucho hemos visto y leído de ambos protagonistas por lo que existe cierta influencia mediática.

Un volumen, este ‘DC Comics/Dark Horse Comics Aliens Segundo Asalto’, que se abre con un clásico como es el primer enfrentamiento entre Superman y la peligrosa raza alienígena, una historia que vio la luz por primera vez allá por el año 1995 y donde veremos a nuestro kryptoniano favorito partir hacia un planeta distante siguiendo el mensaje encontrado en una sonda cuyo destino era estrellarse contra la superficie de la Tierra. Una vez que llega a su destino se encontrará con una civilización a punto de desaparecer debido a la acción de los peligrosos seres, unas criaturas a las que plantará cara a pesar de ser superado en número. Un guión muy bien elaborado por un profesional como la copa de un pino como es Dan Jurgens, que aquí también aporta unos lápices entintados por una leyenda viva, un artista que no se prodiga mucho pero que rezuma calidad en cada trazo: Kevin Nowlan.

Le sigue “Green Lantern vs Aliens”, un relato aparecido en el año 2000 y donde la acción se traslada a otro planeta, esta vez algo más conocido, como es Mogo, el planeta Green Lantern. Aquí podremos ser testigos del enfrentamiento entre Hal Jordan capitaneando a un grupo de Lanterns pertenecientes a otros sectores y una legión de xenomorfos que pretenden una invasión a gran escala. Otro nombre forjado en mil batallas cósmicas como es Ron Marz es el encargado de escribir un guión entretenidísimo para que, un Rick Leonardi por el que parece no pasar los años, nos entregue un buen puñado de páginas ilustradas con un gusto exquisito. Cerramos con la secuela de la primera historia contenida en el presente tomo, “Superman vs Aliens 2: God War”, la revancha aparecida en el 2002 y en la que se introduce un nuevo entorno como es Nueva Génesis. Una trama en la que se ven implicados, aparte del Hombre de Acero y las alimañas extraterrestres, Highfather, Darkseid y los Nuevos Dioses. Sí, nuevos matices y otra vuelta de tuerca para hacer mucho más atractiva la propuesta. Repite Kevin Nowlan en las tintas para embellecer los lápices de Jon Bogdanove, autor ligado a las colecciones de Superman durante mucho tiempo y que aquí vuelve a realizar un trabajo esplendido. Tan bueno como el guión que entrega Chuck Dixon, escritor veterano que se saca de la chistera un relato cuya finalidad será la conquista de Nueva Génesis. Casi nada. En breve nos llegará otro volumen de similares características, esta vez con otro tipo de amenaza, unos depredadores que también han sembrado el horror en el cine y con los que tendrá que lidiar, una vez más, nuestro intrépido abanderado. Esa capa supone una responsabilidad y unas obligaciones que ya quisieran otros.

[Grade — 9.00]

DC Comics / Dark Horse Comics: Aliens – Segundo Asalto

  • Autores:V.V.A.A.
  • Editorial:ECC Ediciones
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 344 páginas
  • Precio: 32,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.