Dark Lord, hilarantes vivencias de los señores oscuros

darklord_pot

Por lo general, cuando se hace una historia épica solemos ver las vivencias de un grupo de héroes, con sus armaduras que simbolizan la protección de los dioses y magias capaces de traer la esperanza de vuelta a los pueblos desolados. Sin embargo, no muchas veces se ven estas historias desde el punto de vista de los malvados, y Aitor i. Eraña lo consigue hacer de una forma magistral, sin perder su sentido del humor tan personal en su obra Dark Lord.

Diábolo Ediciones ha vuelto a recopilar tiras cómicas de este autor tan completo en formato físico. En ellas descubriremos las aventuras y desventuras de un señor oscuro cualquiera, además de las del ayudante infravalorado de turno, los monstruos que están bajo su control y eventualmente una elfa esclava sin mucha voluntad de serlo que fue entregada por un concurso de unos cereales.

Si se es un amante de los juegos de rol fantásticos, nos vamos a encontrar muchas referencias al mundillo, como pueden ser algunos ejemplos de armas o las diversas clases y razas que se las tendrán que ven con el señor oscuro. Todo está aderezado un humor socarrón y ligeramente oscuro que harán las delicias de los amantes del género, con algún que otro momento enternecedor que rompe el ritmo humorístico pero que consigue sorprendernos.

Se puede ver una previa con las primeras tiras desde el DeviantArt de Aitor. El precio puede ser un poco elevado para algunos, pero si se quiere un humor socarrón en el mundo del rol que muchos aman, seguramente no os arrepentiréis de hacerse con ello.

Dark Lord

8Tronchante
  • Autores: Aitor I. Eraña
  • Editorial: Diábolo Ecidiones
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 94
  • Precio: 12,95 euros

    Lo bueno

  • Un humor que hace las delicias del amante del rol

    Lo malo

  • Un precio algo elevado según algunos, pero no demasiado y lo merece

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en

1 Comentario

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.