‘Cuchillos Negros Vol. II & La Torre Muerta’, todo va a mejor

Tras todo lo que ya expusimos acerca de la prometedora saga ‘Cuchillos Negros’ nos llega ahora su segunda parte y una sorpresa que no esperábamos, un one-shot titulado “La Torre Muerta” que a modo de flashback nos sitúa en el punto cero de la historia, resolviendo algunas dudas que nos quedaban tras la lectura de la primera entrega. El autor Israel Álvarez se saca de la manga una grapa de veinticuatro páginas que sirve como un prólogo perfecto a la odisea de Nalón. Un relato breve en el que asistiremos a la reunión entre el Rey Tach e Ibra, un encuentro en el que se van a asentar las bases por las que se va a mover la trama general de la serie y que nos deja bastante claro las intenciones de los personajes principales. Parece que la editorial The Rocketman Project se ha volcado con la obra y no ha dudado ni un solo segundo a la hora de otorgar notoriedad y presencia en el mercado mientras el segundo volumen era terminado.

Algo que nos llama la atención de esta continuación es el grosor del tomo, más de ciento cincuenta páginas para hacer avanzar una historia que gana a medida que avanzamos en la lectura. Lo más reseñable es el ver como Álvarez ha pulido su estilo en general, tanto en el dibujo como en la narrativa, aquellos pequeños defectos que se detectaban en la primera parte parecen haber desaparecido en pos de una claridad a todos los niveles. Una mejora que se traduce en una lectura bastante fluida, tanto que, una vez que empecemos a pasar páginas, no vamos a parar hasta haber devorado la totalidad del volumen. La trama nos atrapa desde el primer momento, la vuelta de Nalón al castillo familiar, el motivo por el que Érron ha partido y, con él, ha desaparecido uno de los cuchillos negros o las verdaderas razones por las que nuestro protagonista se fue hace años, abandonando de esta manera la vida que llevaba hasta el momento en compañía de los suyos.

Álvarez se muestra muy acertado a la hora de tomar decisiones definitorias y no le tiembla el pulso si tiene que hacer morder el polvo a algunos de los personajes principales. Introduce nuevas caras como la de Édra, personaje femenino que tiene un pasado junto a Nalón y que no hace más que enriquecer una historia ya de por sí bastante interesante. Evidentemente jugará un papel importante en el devenir de la obra, viendo cómo se las gastan estos guerreros, nadie duda de su naturaleza de armas tomar. La nota de humor viene en forma de trasgos, un grupo de tres criaturas (Toj, Tok y Tonk) que se encuentran en el castillo y que terminarán siendo el objetivo de la ira y el odio del “simpático” y fornido Nalón. Tal y como pueden comprobar, la evolución de las tramas y del tono general de la obra se hace patente con un ligero vistazo a esta segunda parte. Y, por supuesto, también queda constancia de una mejora en la pericia con los lápices del autor asturiano. Su estilo claro y limpio enriquecido con unas acertadísimas tramas grises nos dan como resultado unas páginas llenas de fuerza y dinamismo, sin poder decantarnos a la hora de decidir cuál es el punto fuerte de Álvarez, ¿escenas de acción o de diálogos? Si tienen posibilidad de hojear este “Cuchillos Negros II” verán que no es nada fácil ya que brilla por igual en ambas parcelas. Y ahora la parte negativa, ¿hasta cuándo vamos a tener que esperar para saber cómo sigue la historia? Prefiero no pensar demasiado en ello.

[Grade — 8.00]

Cuchillos Negros Vol. II & La Torre Muerta

  • Autores: Israel Álvarez
  • Editorial: The RocketMan Project
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 144/24 páginas
  • Precio: 16,00/3,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.