‘Creepy Vol. 1’, indispensable recopilación de la mítica revista

creepy03.jpg

Seguro que los más viejunos del lugar, junto con los amantes de los cómics de terror de cualquier edad, recuerdan esta mítica revista que comenzó su andadura en 1964. ‘Creepy’ era sinónimo de historias cargadas de humor negro, escenas truculentas y pasión por las criaturas surgidas de la oscuridad: vampiros, hombres lobo, muertos vivientes…

Esta publicación nació con la intención de ser la sucesora de las historias de crímenes y terror que publicaba la editorial EC, que precisamente fueron uno de los detonantes de la persecución que sufrió el cómic en los años 50 con el psiquiatra Fredric Wertham al frente, quien escribió el libro ‘La seducción del inocente’. Como ‘Creepy’ se publicaba como una revista, y no como un comic-book, pudo librarse de las restricciones que imponía el tristemente célebre Comics Code Authority.

Así pues, los autores tenían carta blanca para utilizar todos los personajes horrendos y las historias más macabras que se les pasaran por la cabeza. Todas ellas presentadas por un anfitrión de primera clase, el carismático Tío Creepy, que rebuscaba continuamente entre sus polvorientos libros y su portentosa memoria para contar a sus lectores estas historias para no dormir.

Si a alguien hay que agradecerle la calidad que caracterizaba a la mayor parte de estas narraciones, ese es sin duda Archie Goodwin. Guionista de buena parte de las historias contenidas en la revista, también fue el director de ‘Creepy’ durante sus primeros años. Una de las máximas principales en sus guiones era que los finales debían ser sorprendentes, inesperados y, buena parte de las veces, terriblemente salvajes. No siempre lo conseguía, claro, pero resulta difícil acercarse a una de estas historietas y no esbozar al menos una sonrisa socarrona ante las ocurrencias de este autor.

creepy02.jpg

Por si fuera poco, Goodwin se rodeó de una cantera de excelentes dibujantes, entre los que destacan Jack Davis, Joe Orlando, Angelo Torres y Al Williamson. Todos dibujantes de corte clásico con muy buena mano para jugar con los claroscuros y para dar vida a los monstruos y criaturas más terribles del imaginario popular. Tampoco se puede pasar por alto la presencia del maravilloso Frank Frazetta, que normalmente se limitaba a ilustrar las portadas, pero también dibujo algunas historias, como ‘¡El Hombre Lobo!’.

Ahora Planeta nos trae a España la reedición que desde hace un tiempo está publicando Dark Horse, con tapa dura y fiel al formato de la revista original. En este primer volumen, encontramos los cinco primeros números de ‘Creepy’, en los que destacan historias como ‘El guardarropa de los monstruos’, ‘Tratando con lobos’, ‘La casa del juez’ y ‘Una historia de éxito’, esta última protagonizada por un historietista que asesina a sus ayudantes.

La única pega de ‘Creeepy’ es que entre tantas historias y tanto desfile de artistas, el resultado final es un tanto irregular por las diferencias de calidad entre unos y otros. Lo cual no impide que a nivel de conjunto sea una lectura excelente. Otra cuestión a pulir, que se irá resolviendo con el paso de los números, es buscar una mayor variedad de temas. En este primer tomo abundan los típicos vampiros y hombres lobo, con algún tímido intento por ir más allá, como las historias de corte de ciencia-ficción. Al fin y al cabo, estos eran los primeros pasos de ‘Creepy’ y, como suele decirse, lo mejor aún está por llegar.

Ficha Técnica

creepyreview.jpg

* Título: Creepy Vol. 1
* Varios autores
* Editorial: Planeta
* Editorial USA: Dark Horse
* Formato: Cartoné // 250 páginas // B&N
* Precio: 30 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en