‘Comandante X: Salvar X-Sistencia’, vuelve el hombre, vuelve Rob

Ha vuelto a pasar. Cuando pensábamos que ya estaba todo el pescado vendido, vuelve a casa por Navidad, al menos en nuestro país. Y es que desde el pasado diciembre podemos disfrutar de la creación más reciente de un autor que siempre genera polémica, un todo terreno que lleva en esto de los tebeos un buen puñado de años, un genio que firmó el segundo comic más vendido de la historia (cinco millones de copias, ahí es nada)…Rob. Pues sí, fue toda una sorpresa cuando desde Marvel anunciaron una miniserie de seis números que contaría con la presencia de uno de los pilares de la franquicia mutante noventera, una década que cuenta con el mismo número de seguidores que de detractores. Bueno, puedo que haya alguno más de estos últimos. Sea como fuere, en La Casa de las Ideas, decidieron darle otra oportunidad al bueno de Liefeld y ahora nos llega este ‘Comandante X: Salvar X-Sistencia’, un compendio con todo lo que hizo grande a aquellos días.

Un personaje este Comandante X cuyo aspecto recuerda un poco al Ciclope de la etapa Bendis cruzado con algo de Deadpool (si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?). En cuanto a la trama, podemos decir que en algunos momentos resulta un tanto confusa. Por todos es sabido que el autor de California siempre ha sido un espíritu indómito, nadie puede ponerle traba alguna, no es de extrañar pues que se pierda un poco a la hora de exponer ciertas ideas o líneas argumentales. A ver, Comandante X proviene de una realidad alternativa, más concretamente de un refugio mutante conocido como X-Istence. La misión que tendrá el personaje será la de salvar su hogar, pero no estará solo, ya que cuenta con la ayuda de La Bestia, bueno, de una Bestia de otro universo perdido de la mano de Dios. A partir de aquí pueden añadir toda clase de elementos para hacer el tebeo mucho más molón: pistolas, una motocicleta que viaja en el tiempo, poses de calendario, nuevas versiones de antiguos miembros de la X-Force y dientes apretados en cantidades industriales.

El guión de Liefeld no es más que una excusa (bastante lineal) para poder presentar a un personaje nuevo e intentar una jugada similar a la que hizo con Deadpool. Bien es cierto que hay viajes en el tiempo y violencia gratuita sin demasiado sentido, algo que suele gustar a la muchachada, al menos, a la de hace más de veinte años. Hasta vamos a poder disfrutar de la pericia de Rob a los lápices en dos números, el que abre y el que cierra el volumen. El resto se lo reparte Brent Peeples y un antiguo conocido de la franquicia mutante, Whilce Portacio. ¿¡Pero en qué año estamos!? Todos sabemos para quien está hecho este tebeo, para todos aquellos aficionados que una vez disfrutaron con los excesos de un autor que, no se puede negar, tuvo su momento de gloria hace años y fue bastante importante para la industria del momento. Un volumen que nos hará echar la vista atrás y recordar aquellos días de X-Force, de X-Men de Jim Lee y de Spiderman de Todd McFarlane, y pensaremos en cómo han envejecido cada uno de ellos.

Comandante X: Salvar X-Sistencia

  • Autores:V.V.A.A.
  • Editorial:Panini Comics
  • Encuadernación:Rústica
  • Páginas: 168 páginas
  • Precio: 16,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.