Coleccionables comiqueros en los kioscos: del pijameo a los clásicos de la historieta

jokerlaughs.jpg

Cuando se acerca el mes de septiembre hay varias cosas que no se pueden evitar: la depresión post-vacacional, los anuncios de la vuelta al cole y la avalancha de coleccionables variopintos que inunda los kioscos. Dentro de esa maraña de casas de muñecas, piezas de barco y fragmentos de dinosaurios, es una alegría ver que hay hueco para los cómics, y en este post hablaremos de los coleccionables tebeísticos que están saliendo estos días a la venta.

Estén mejor o peor seleccionados, sean más o menos jugosos, lo cierto es que suelen ser una buena oportunidad para hacerse con grandes obras a un precio ajustado, así como una buena excusa para dejarse caer por esos kioscos en los que de canis nos quedábamos embobados por la cantidad de tebeos que tenían. Sí, una mayor presencia de los cómics en los kioscos sería un buen paso para abrirlos a un público más amplio, pero eso ya sería tema para otro post.

Dejemos de ponernos nostálgicos y veamos qué coleccionables comiqueros podemos encontrar en el kiosco de la esquina.

Marvel Héroes

marvelheroes.jpg

Panini se ha lanzado a recopilar algunas sagas destacadas de los personajes de la Casa de las Ideas. La primera entrega incluye los primeros pasos de Straczynski al frente de la serie madre de Spidey (Amazing Spider-Man v.2 #30-35 y 37-38), en donde nuestro amistoso vecino se las ve con un nuevo maloso: Morlum. Poco se puede decir ya del estupendo trabajo que hicieron Straczynski y Romita Jr en la serie arácnida, por lo que Panini puede apuntarse un tanto por iniciar la colección con este tomo.

En lo que respecta al formato, ahí ya trastabillea un pelín. El papel tiene un gramaje y un tacto notablemente inferior al de las grapas de Panini (no hablemos ya con respecto a los tomos de BoM o Marvel Deluxe), y al abrirlo da un poco de miedo de que puedan desprenderse las tapas. Ojo, no os llevéis la impresión de que se trata de una edición chapucera, nada más lejos, pero teniendo en cuenta que la editorial suele cuidar hasta el último detalle los cómics que publica, aquí han decidido escatimar un poco más y cumplir con una edición más bien normalita.

La primera entrega cuesta teóricamente 3.99 euros, aunque por ahora sólo la he visto en compañía de una revista de fútbol y cromos de la Liga a un precio de 6 euros. La periodicidad será quincenal y la próxima entrega incluirá ‘Capitán América: La leyenda viviente’ y ‘Los 4 Fantásticos: Imaginautas’. Para conocer las demás, podéis echar un vistazo al artículo que le dedicó Albertini.

Batman: La colección

batyearone.jpg

La propuesta de Planeta con el Caballero Oscuro consiste en un total de 60 tomos que recopilan algunas de las historias más destacadas del murciélago: ‘La broma asesina’, ‘El largo Halloween’, el ‘Joker’ de Azzarello y Bermejo… La primera entrega incluye el indispensable ‘Batman: Año Uno’ (con el que Frank Miller y David Mazzucchelli nos ofrecieron su visión del origen del personaje) y ‘El hombre que ríe’, que narra el primer encuentro entre Joker y Batman con guión de Ed Brubaker y dibujo de Doug Mahnke.

La calidad de la edición supera notablemente a la del coleccionable de Panini (ya sólo con sujetar el tomo, te das cuenta de que pesa bastante más). Las tapas son más resistentes y el papel tiene el mismo gramaje que las grapas de Planeta. Teniendo en cuenta que la editorial se ha llevado muchas críticas en los últimos tiempos por los formatos y ediciones de algunas de sus publicaciones, es de agradecer que hayan cuidado tanto este coleccionable.

Donde sí la han cagado ha sido en incluir al final del tomo el primer número de la historia ‘Batman y los hombres monstruo’, que proseguirá en la segunda entrega. Esto de dejar las historias a medias no sólo es una táctica bastante fea, sino que además desmerece la sensación de unidad de cada tomo por separado. De todas formas, no es tan grave como para estropear la buena sensación que deja esta recomendable colección.

Astérix

asterix.jpg

Salvat recopila en un total de 40 volúmenes la colección completa de Astérix, desde que arrancaron sus aventuras con ‘Astérix el galo’ (1961) hasta el reciente ‘El aniversario de Astérix y Obélix (2009). Recordaremos así grandes álbumes como ‘La vuelta a la Galia’, ‘Astérix y Cleopatra’ o ‘El combate de los jefes’, así como aquellos (generalmente más prescindibles) que realizó Uderzo en solitario tras la muerte de su compadre Goscinny.

La primera entrega incluye ‘Astérix en Hispania’ (que tampoco es de los mejores, pero se habrá incluido por el tema del guiño geográfico) y ‘Astérix y lo nunca visto’. Este último recopila una serie de historias cortas realizadas en diferentes décadas, y que en su mayoría estaban inéditas en España hasta que se publicó el álbum (otras aparecieron en una revista que celebraba los 35 años del personaje).

El formato de la colección es un poco más pequeño que el de los álbumes originales, aunque no dificulta la lectura ni desmerece el dibujo. Eso sí, el diseño de portada es soso y feote, y ya que se trata de una edición para coleccionistas, no habría estado de más incluir un artículo para cada historia, contando curiosidades, el proceso de creación, etc. Lo más destacable es que, teniendo en cuenta que cada álbum sale a 6.95 euros frente a los 12 que cuesta cada uno de los normales, sale muy a cuenta completar los huecos que nos falten en la colección con esta propuesta de Salvat.

Clásicos del Humor

rbahumor.jpg

Esta colección también empieza a ser una vieja conocida en los kioscos y, sin duda, una buena oportunidad para que los chavales descubran los clásicos del tebeo hispano, y para que los lectores más talluditos suelten alguna que otra lagrimita. No falta ninguno de los personajes y series más míticos de las historietas de Bruguera: Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, 13 Rue del Percebe, Superlópez, Sir Tim O’Theo, Anacleto

Cada tomo cuenta con una introducción de Antoni Guiral y una selección de historias que abarcan desde las primeras planchas de cada personaje (en riguroso blanco y negro) a las que protagonizaron algunas décadas después. Lo bueno es que es fácil encontrar todas las entregas en los kioscos (no es como otros coleccionables, que dejan de encargarlos tras un par de entregas a no ser que se reserven), por lo que podemos quedarnos con los personajes que más nos interesen sin tener que andar especialmente atentos a cuándo sale cada uno.

Y ya saciado el hambre comiquero, a ver cuándo se deja ver por los kioscos algún coleccionable de anime, como ya ha ocurrido otros años (y a ser posible, que no se limiten a reeditar los anteriores y nos traigan obras nuevas).

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en