‘Claudio y Morino 1. La maldición’, entrañable surrealismo

Apostando siempre por ensanchar horizontes y hacer aún más amplia su ya vasta oferta, los chicos de Astiberri se lanzaban en marzo a una nueva aventura editorial que no es más que la consecución lógica de una línea que varios títulos de su catálogo evidenciaban desde hace tiempo: apostar por el tebeo infantil y por nutrir su proyecto con tebeos destinados a esos peques, lectores en potencia, para los que muchas veces es complicado encontrar volúmenes adecuados, sobre todo si, como es mi caso, uno es padre de una pequeña de casi nueve años que ya empieza a devorar con cierta fruición las viñetas —en menos de un mes y medio de confinamiento ha engullido los 19 primeros álbumes de ‘Astérix’— y dar con esa lectura que sabemos que se va a adecuar a su rango de edad se plantea como un ejercicio de cierta dificultad.

Con ese objetivo en mente nace Txikiberri, un sello que se inaugura con ‘Claudio y Morino‘, cómic firmado por Adrien Albert que es una declaración de principios con respecto a la idiosincrasia de esta nueva singladura de la casa bilbaína. Y es que esta historia sobre un joven toro que, sin pretenderlo, despierta con su orina a un esqueleto que, según parece, arrastra una terrible maldición —no puede despegarse del que lo ha despertado a riesgo de que ambos exploten—, se deja llevar por un surrealismo tremendamente cercano a ese que tan bien caracteriza a los más pequeños de la casa, capaces de imaginar cualquier aventura con mínimos elementos y de aceptar cualquier premisa como válida para iniciar uno de esos juegos a los que sólo ellos encuentran algún sentido.

En esa tesitura es en la que se mueve el trabajo de un Albert que hace de la simplicidad y del «cualquier cosa es válida» dos máximas con las que caracterizar 72 páginas completamente imprevisibles de principio a fin en las que hay cabida para situaciones que se mueven entre lo hilarante y lo enternecedor. Y en esa sabia combinación que el artista hace de ambos extremos —y de lo que queda en medio— es donde este primer volumen de ‘Claudio y Morino’ encuentra sus mejores armas para conquistar el ánimo de esas criaturas que anhelan con soñar despiertos y que siempre están a la búsqueda de nuevas e inesperadas emociones. Que aquí las van a encontrar es algo que, personalmente, puedo garantizar tras la muy positiva valoración que mi hija hacía de un libro «que me ha encantado, Papi». Sobran más reflexiones, ¿no?

Claudio y Morino 1. La maldición

  • Autores: Adrien Albert
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 72 páginas
  • Precio: 13,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

  1. Saludos, Sergio. Cada niño es un mundo, pero a mi hija le están encantando los cómics de DC Zoom (https://www.goodreads.com/series/262819).
    También le chiflan los de Mortadelo, sobretodo las historias largas, aunque eso no es realmente ninguna novedad.

    • Conocía la línea (de hecho, alguno he leído). Tendré que pensar en pillarle unos pocos, porque Astérix se le está acabando y en cola sólo tiene ‘Las hermanas Gremillet’ (que es una gozada) y las dos adaptaciones estilo cartoon que se hicieron de ‘La Amenaza Fantasma’ y ‘El Ataque de los Clones’ (ya hemos leído, en inglés, todas las demás).
      Con Mortadelo no he probado, más que nada porque no hay ‘Mortadelos’ en mi tebeoteca

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.