‘Clara de noche’, puta pero honrada

Aunque no soy de aquellos que compraban religiosamente ‘El Jueves’ todas las semanas antes de su fuga de talentos de hace tres años, el hacerlo de forma esporádica era suficiente para saber qué valía la pena y qué no del batiburrillo de humor que plantea la revista que sale los miércoles. De hecho, con los años de instituto y primeros de universidad como época en la que el semanario fue consumido con mayor avidez, hay que lamentar que el nivel actual de la publicación no alcance el que tenía cuando en sus páginas podíamos leer, qué sé yo, el ‘Puta Mili’ o el ‘Makinavaja’ del gran Ivá…por poner dos ejemplos legendarios.

De leyenda cabría también calificar, porqué no, a ‘Clara de noche’, un ejemplo más —y ya he perdido la cuenta de cuántos van— de la gran variedad de géneros en los que ha sido capaz de embarcarse Jordi Bernet. Dado su carácter humorístico y la rapidez que exige el sacar dos páginas semanales, no encontraremos aquí una narrativa tan elaborada como en las otras obras que trufan su trayectoria. Ahora bien, eso no implica ni mucho menos que la calidad de lo que el catalán es capaz de cuajar con tan poco margen de tiempo sea baja, antes bien, en lo que a funcionamiento de los gags se refiere, el artista es todo un maestro, temporizándolos perfectamente para causar la carcajada en el último momento. En cuanto al trazo, en las páginas de Clara se diferencian con claridad aquél que corresponde a la protagonista, un dechado de curvas imposibles claramente inspirada en Bettie Page, y aquellos con los que se perfilan al resto, en los que se observa la vetusta influencia de los tiempos del dibujante en Doña Urraca.

En lo que a Trillo y Maicas se refiere, poco hay que reprochar al trabajo de un dúo de guionistas que sabía como hacer reír una y otra vez en las páginas de las desventuras de esta prostituta a la que todo bicho viviente con pene quiere beneficiarse. Las situaciones en las que los escritores envolvían a Clara resultan de lo más hilarante por más que pueda parecer que, después de los veintiséis años que hace que la crearon, el cansancio acerca de los chistes que se podían llegar a contar debería haber llegado a hacer mella en el personaje. Ese es sin duda el mejor halago que se le puede hacer al trabajo Maicas, Bernet y ese genio que fue Carlos Trillo, que, semana a semana, se las apañaran para conseguir poner una sonrisa en todo aquél que se acercara a las páginas de esta “puta honrada”. Unas páginas que, recogidas en otra indispensable edición de Evolution Comics —que viene a unirse a las de ‘Torpedo’, ‘Serie Negras’ y ‘Hombre’— demuestran, además, que la atemporalidad es, sin duda, la mayor virtud de esta meretriz por la que todos hemos bebido los vientos.

Clara de noche

  • Autores: Carlos Trillos, Eduardo Maicas y Jordi Bernet
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 288 páginas
  • Precio: 28,50 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.