‘Ciencia Oscura Edición de lujo 2. Trascendentalismo’, ser padre

Con un mucho de ciencia-ficción, un poco de fantasía, algo de magia, considerables porciones de ecos de Homero y una estructura que parece asumir en su totalidad el esquema del viaje del héroe de Campbell para, a partir de él, llevarlo un paso más allá, lo que Rick Remender planteó con ‘Ciencia Oscura’ es uno de esos milagros en forma de viñeta que, a mi parecer, sólo pueden tener cabida en el seno de una editorial como Image. Una editorial que entiende lo que sus autores buscan cuando llegan a ella, que respeta en extremo los deseos de los nombres que lanzan sus cabeceras bajo su «i» y que, al hacerlo, no entiende de regularidad si así lo requiere el equipo creativo de turno. Pero no sólo eso. Lo que Image también ofrece a artistas como Remender y Matteo Scalera es la posibilidad de construir un mundo desde la nada, desarrollarlo a placer a lo largo de los números que necesiten y, cuando crean que así deben hacerlo, cerrarlo y pasar a otra cosa. Y eso, huelga decir, es algo casi impensable en los universos DC o Marvel a no ser que nos salgamos de la dichosa continuidad —un ejercicio que, lo hemos dicho muchas veces, DC sabe practicar con muchísima más soltura que La Casa de las Ideas.

Disquisiciones editoriales al margen, y bajo todo el hiperbólico lustre de criaturas, mundos y ritmo imparable al que Remender somete a su creación, palpita un corazón que, si no daba la cara en el primer volumen que Norma publicaba el pasado 2019, o no lo hacía con la intensidad que encontramos aquí, sí que explota con toda su fuerza en estas páginas y deja claro que, más allá de homéricas odiseas por un universo en forma de cebolla, lo que subyace tras las aventuras de Grant McKay es una voluntad similar a la que también podemos encontrar en ‘Siete para la Eternidad‘, el otro título de Remender en el que un anti-héroe en toda regla hará lo que tenga que hacer para proteger a su familia. Porque ese, y no otro, es el impulso principal que hace que el dimensionauta que aquí imagina el guionista de ‘Fear Agent‘ se cuestione a sí mismo, pierda la fe y la confianza y, en última instancia, vuelva a encontrarlas por no dejarse vencer en su empeño de hacer que las cosas sean como fueron…aunque en eso le vaya la vida.

Definición última de lo que es ser padre, la historia de Grant McKay —un personaje que, como también pasa con el Adam Osidis de ‘Siete para la Eternidad’ o con la Stel Caine de ‘Low‘, se nos antoja como reflejo de ciertas preocupaciones vitales del escritor— transita en las 400 páginas que conforman este segundo volumen por tantos y tan variados senderos que resultaría complicado dar cuenta de todos sin incurrir en revelaciones demasiado impactantes. Baste decir que , siempre de la mano de un Matteo Scalera cuya imaginación gráfica no parece conocer límites —en serio, lo del italiano es de traca de principio a fin en unas páginas que se las apañan constantemente para redefinir el concepto de épica aplastante—, Remender pasa de uno a otro de los géneros que toca en ‘Ciencia oscura’ sin que la serie se resienta jamás, algo que evidencia, más que ninguna otra hazaña, el instante de homenaje al tebeo de superhéroes que se marca en el último tercio de este segundo volumen cuando ya creemos que no puede sorprendernos más. Y, cuidado, que aún queda una última entrega de las tres que conforman esta edición de lujo para que nuestras mandíbulas sigan quedándose desencajadas ante los envites del escritor. Que sí, que como hemos dicho en alguna ocasión, cuando se pone, Remender tiende a ser un pelín obscuro pero, cuando de esa obscuridad nacen cosas como ‘Ciencia oscura’, ¿alguien se va a quejar?

Ciencia Oscura Edición de lujo 2. Trascendentalismo

  • Autores: Rick Remender y Matteo Scalera
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 400 páginas
  • Precio:49,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.