‘CES. Los Vengadores. Ultrón ilimitado’, grandeza incomprendida

CES. Los Vengadores 2 portada

Por más que, a título personal, siempre será una de las mejores etapas que he tenido el gustazo de leer de ‘Los Vengadores’, no deja de ser curiosa, aunque sí perfectamente comprensible, la polarizada actitud de los amantes de la serie marvelita ante la estancia de Kurt Busiek al frente de los mayores héroes de la Tierra.

Hay quienes, como servidor, consideran que la forma de escribir de Busiek, que tan bien ha funcionado siempre en los cómics de superhéroes (y a títulos como ‘Thunderbolts‘ o la fantástica ‘Siempre Vengadores‘ me remito), le fue como anillo al dedo a una serie que, tras los infames acontecimientos del ‘Heroes Reborn‘, necesitaba como el comer que alguien en condiciones le devolviera todo el lustre que aquel año (y algunos que otros anteriores) le habían robado a la cabecera.

Otros, sin embargo, arremeten contra ella precisamente por estos mismos motivos, considerando que el estilo del orondo guionista es excesivamente verborreico y que dificulta la lectura de una serie que, a fin de cuentas, no se trata sino de «otro cómic más de superhéroes en los que nunca pasa nada de peso» amparado bajo el ala de una major de la envergadura de Marvel, muy poco dada, como todos sabemos, a cambiar el status quo de sus personajes estrella.

CES. Los Vengadores 2 interior

Mucho habría que opinar (y no creo que sea este el lugar) acerca de la aceptación o no de los factores que rigen las leyes por las que se mueven las historias de superhéroes DC/Marvel, pero lo que está bastante claro es que si uno se limita a disfrutar con las ocurrencias del guionista de turno y no busca nada más que eso, puro entretenimiento, entonces no tiene que ir mucho más lejos: los poco menos de cincuenta números que Kurt Busiek aguantó al frente de ‘Los Vengadores’ son un ejemplo evidente del carácter más palomitero que podemos encontrar en un tebeo de «tipos con mallas» y los once números que incluye este volumen se establecen, por méritos propios, como una prueba más que palpable de ello.

Con el mismo sentido de la épica que ya había demostrado en el primer arco argumental (con un número uno que dejaba pequeño dicho apelativo), e igual profusión en cuanto a los diálogos, los números que aquí se recojen de este tercer volumen de ‘Los Vengadores’ suponen el regreso de uno de los mayores enemigos del grupo, un robot Ultrón que parece poseedor del plan definitivo para conquistar la Tierra y acabar de una vez por todas con sus odiados héroes y, en especial, con su «padre», Hank Pym.

Incapaz como ha sido casi siempre de mantener el ritmo que una serie mensual exige (y eso antes que sólo se publicaba un número al mes, porque ahora, con ejemplares quincenales de según que series…) George Pérez deja que sea Jerry Ordway, su eterno sustituto, el que le releve a mitad del volumen para así poder hacer frente al dibujo completo de los cuatro números que componen ‘Ultrón ilimitado’, un cuarteto de ejemplares en los que el dibujante arranca con muchísima fuerza para ir perdiendo fuelle conforme entramos en el tercero, en el que se nota sobremanera lo mucho que descansan sus lápices en los irregulares acabados de Al Vey.

FICHA TÉCNICA: CES. Los Vengadores: Ultrón ilimitado
  • Autores: Kurt Busiek, George Perez & VVAA
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 264
  • Precio: 15 euros
CEs. Los Vengadores 2 review

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en