‘Carthago 2. El abismo de Challenger’, más intensidad

Carthago 2

Cuando a finales de enero hablábamos de la primera entrega de ‘Carthago’, lo hacíamos en unos términos que no dejaban lugar para la duda: este thriller con tintes fantásticos ideado por Christophe Bec y puesto en imágenes por Eric Henniot era toda una sorpresa para el que esto suscribe sobre todo en lo que respectaba a un guionista que, en su anterior faceta de dibujante —con aquellos ‘Santuario’ o ‘Cero absoluto’—, me había dejado de todo menos buen sabor de boca. Escéptico hasta el final, y aunque ‘La laguna de la fortuna’ dejara con ganas de muchísimo más, me aproximé a la lectura de esta segunda entrega del primer ciclo de ‘Carthago’ con una cautela que, en última instancia, ha resultado ser de todo punto innecesaria.

Continuista con las fortalezas que ya ha había demostrado tener en la exposición y desarrollo de las ideas plasmadas en el primer álbum, si hay dos cosas que destacan del trabajo de Bec por encima de otras cualidades menores esas son, de una parte, el alto nivel que ostentan sus personajes y diálogos y, de la otra, saber mantener el tipo con la vertiginosa alternancia de acciones sobre las que va saltando el relato, no permitiendo que el invento se le vaya de las manos y deje al lector en algún momento con una clara expresión de no tener ni la más remota idea de lo que está pasando. Lo primero queda patente cuando uno arranca la lectura y vuelve a encontrarse con los reconocibles «protagonistas» de este crisol multirreferencial bien hilado que es ‘Carthago’, uno en el que caben señalar influencias como las del ‘Abyss’ de James Cameron o el ‘Tiburón’ de Spielberg y que atrapa sin remedio al que abra sus páginas con una acción que no da respiro.

Y es precisamente esta segunda, y su abundancia de saltos de un lado para otro, lo que podía haber provocado que ‘Carthago’ se quedara como «una de tantas» y no despuntara —al menos por ahora— como el espléndido thriller que es. De ello, de que el lector no termine perdiéndose en el transcurso de la historia, es directo responsable Eric Henniot, cuya precisa narrativa y espléndida caracterización de personajes no deja lugar a equívocos y permite al que se siente a disfrutar de las 56 páginas que componen el volumen apercibirse de hasta el más mínimo detalle salido de la imaginación del guionista. Habrá que ver si su sustitución en el próximo tomo por Milan Jovanovic sienta bien a la conclusión de la primera trilogía de estas aventuras submarinas y sí, además, dicho cierre es lo que esperamos de él: la confirmación definitiva de que en estas páginas hay entretenimiento a manos llenas capaz de atraer a lectores de cualquier inclinación en esto de los tebeos.

Carthago 2. El abismo de Challenger

  • Autores: Christophe Bec y Eric Henniot
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 56 páginas
  • Precio: 14,25 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.