Carlos Giménez recibe el Premio del Patrimonio en Angoulême

gimenez.jpg

Tras hacerse público el palmarés del salón del cómic de Angoulême, hemos podido comprobar con satisfacción que Carlos Giménez ha recibido el Premio del Patrimonio por su mítica obra ‘Paracuellos’. Como recordaréis, Giménez nos cuenta a través de sus páginas su durísima infancia en un orfanato de la época franquista, un testimonio crudo que se ha convertido ya en un clásico de la historieta española.

Y hay que reconocer que no lo tenía fácil, pues competía con otras grandes obras dentro de esta categoría. Entre ellas se encontraba ‘El Eternauta’, de la que nos habló nuestro compi Albertini hace unos meses. También competía por este premio la edición integral de Gil Pupila, que ahora está publicando Planeta en nuestro país; y ‘American Splendor’, la ácida autobiografía de Harvey Pekar, uno de los referentes del underground americano que comenzó su andadura en el cómic en compañía de Robert Crumb.

Otras obras que aspiraban al Premio del Patrimonio son ‘Le Gran Duduche’, ‘Cyborg 009’ y ‘Josette de Rechange’, todas ellas aún inéditas en España. A continuación, podéis encontrar la lista con el resto de premiados en el festival. Esperemos que alguna de ellas acabe viendo la luz en nuestro país.

* Premio del público FNAC/SNCF: ‘Paul à Quebec’, de Michel Rabagliati
* Premio especial del jurado: ‘Dungeon Quest 1’, de Joe Daly
* Premio Juventud: ‘Lou!’, de Julien Neel.
* Premio Intergeneraciones: ‘L’esprit perdu’, de Mathieu Bonhomme y Gwen de Bonneval
* Premio Una mirada al mundo: ‘Rebetiko’, de Prudhomme
* Premio a la audacia: ‘Alpha…directions’, de Jens Harder
* Premio revelación: ‘Rosalie Blum’, de Camile Jourdy
* Premio del cómic alternativo: ‘Special Comics 3’
* Premio a la mejor serie: ‘Jérome K. Jérome Bloche’, de Dodier
* Gran Premio de Angoulême: Baru

Más información | Palmarés oficial Angoulême 2010

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en