‘Canario Negro y Zatanna’ & ‘Harley y Hiedra’, especial féminas del Universo DC

Feminas DC portadas

Primero en marzo y después hace escasas semanas, ECC nos traía en sendas elegantes ediciones en cartoné dos propuestas que centraban sus esfuerzos en llamar la atención del lector sobre algunas de las féminas que pueblan el Universo DC. Un cosmos mayoritariamente dominado por los cromosomas XY pero que, más allá de la relevancia de Wonder Woman, tiene protagonistas que, en las manos adecuadas, pueden resultar tanto o más atractivas que una amazona sobre la que poco queda ya por decir —y eso que Brian Azarello ha demostrado justo lo contrario en su espléndida etapa al frente de la embajadora de Themyscira.

Y a fe mía que, si de manos adecuadas a la hora de tratar a personajes femeninos hay que hablar, las de Paul Dini resultan brillantes a la luz de lo que arrojan sus aproximaciones, ora a dos de las villanas más carismáticas que pululan por la cosmología de Batman, ora a sendas heroínas cuyos caminos son entrelazados en una espléndida novela gráfica. El guionista, que ya ha demostrado en más de una ocasión la gran validez que pueden llegar a tener sus interpretaciones de los héroes del panteón decero —a la memoria acuden raudos aquellos proyectos centrados en Batman, Shazam, Superman y Wonder Woman ilustrados por Alex Rosstoma aquí el pulso a tan dispar cuarteto en términos que, no obstante, son bastante similares y basan gran parte de su efectividad en un espléndido sentido del humor.

Harley y Hiedra-interior

Colaborando con esa leyenda que es Bruce Timm —y no, no exagero, calificar de tal forma al que quizás sea el más directo responsable de esa maravilla que fue la serie animada de Batman es, acaso, quedarse cortos— los tres números que conforman ‘Batman: Harley y Hiedra’ parecen extraídos directamente del guión no utilizado de la citada serie de «dibujitos» al que se le ha subido algo el tono picante: lo alocado del ritmo de la narración, los chispeantes diálogos que comparten Harley Quinn y Hiedra Venenosa, la descacharrante acción y el muy cinematográfico trabajo que realiza Timm, que no puede ocultar de dónde procede, convierten a las setenta y dos páginas de la miniserie en una gozada de principio a fin que, dada su alta calidad, juega en detrimento de la valoración del resto de material que la acompaña.

Cuidado, no quiero decir con ésto último que las pocas páginas dibujadas por Ronnie del Carmen o el prestigio ideado por Judd Winick y dibujado por Joe Chiodo sean «malas» lecturas; pero la una por breve —y porque, sinceramente, por muy bien que pueda dibujar Ronnie del Carmen, carece del encanto del trazo de Timm— y la otra por cierto talante desangelado sobre el que costaría poner el dedo, se quedan lejos de lograr compararse con el entretenimiento de primer orden que son las páginas centrales del volumen. Eso sí, que el conjunto es espléndido es tan incuestionable como el hecho de que, por venir firmado por quien viene, es éste un tomo que tendría que estar en todas las estanterías de los seguidores del Universo DC.

Canario Negro y Zatanna-interior

Publicada el año pasado al otro lado del charco, de la novela gráfica dedicada a Dinah Lance y Zatanna Zatara se podría afirmar casi lo mismo que aquello que ha quedado recogido en los dos párrafos anteriores. No la parte menos favorecida de los mismos, sino aquella que hace mención a la perfecta fusión entre el trabajo de Paul Dini al guión y Bruce Timm al dibujo. Sustituyendo a éste último por Joe Quinones —un dibujante soberbio que fue artífice de las maravillosas páginas destinadas a Linterna Verne en ese espectacular experimento apadrinado por Mark Chiarello llamado ‘Wednesday Comics’—, lo que ‘Canario Negro y Zatanna. Hechizo de sangre’ ofrece es una renovada visión de ambas heroínas cuyos pasados quedan, por mor de lo escrito por Dini, atados de forma inequívoca.

De gran ligereza —no es este un sesudo estudio de unos personajes que, honestamente, tampoco es que lo necesiten—, la lectura de las páginas del volumen se hace casi con la misma avidez que aquella con la que se consumían las firmadas por Timm, un hecho éste que sigue hablando a la perfección tanto del natural fluir que Dini instila a sus trabajos como, sobre todo, de la maravillosa labor que Quinones realiza a los lápices con un estilo que mezcla caricatura y realismo para, uniéndolos a una narrativa clara y precisa, convertirse en el mayor reclamo sobre una lectura que, como digo, es tremendamente entretenida.

Porque, en definitiva, eso es lo que los dos volúmenes que hemos recogido hoy aquí nos ofrecen: sendos ratos de entretenimiento ligero y de gran comicidad que no buscan suscitar en el que a ellos se acerquen más que ese momento de evasión que todos necesitamos durante no pocas ocasiones a lo largo de la semana. ¿Es eso una virtud? Por supuesto. ¿Queda cultivada con esmero por los aquí implicados? Que no os quepa duda. ¿Vale la pena entonces la adquisición de ambos volúmenes? SÍ.

Canario Negro y Zatanna. Hechizo de sangre | Batman: Harley y Hiedra

  • Autores: Paul Dini, Joe Quinones, Bruce Timm, Judd Winick y Joe Chiodo
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: 2 vols. Cartoné
  • Páginas: 144 y 136 páginas
  • Precio: 15,16 euros en Amazon | 14,72 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.