Canario Negro: La respuesta, ni frío ni calor

Canario Negro: la respuestaCanario Negro: la respuesta recopila en un tomo la miniserie que DC lanzó para la transición de Dinah Lance, la propia Canario, entre Aves de Presa y una nueva serie compartida con Green Arrow. Puesto que en España no hemos podido leer aún Aves de Presa, la premisa inicial no resulta demasiado interesante: en la serie de Simone, Dinah Lance tiene una hija adoptiva, una niña llamada Sin que ha sido entrenada para ser una asesina. Dinah quiere evitar ese destino, pero debe decidir también si puede casarse con Oliver Queen/Green Arrow en esas circunstancias.

Sí, lo sé, de primeras la historia pinta horrible y la miniserie no es más que una excusa para dejar las cosas tal y como Winnick (próximo guionista de Green Arrow/Canario Negro) las quiere. De ahí que se imponga a un escritor de poco brillo, Tony Bedard, que sin embargo logra llevar a buen término el encargo sin estridencias ni sensiblerías varias.

De hecho, para ser un cómic tan forzado porque la editorial lo requiere (seguro que Didio dijo: «¡mata a Canario Negro!»; «Pero no, Dan, que luego comparte serie con Green Arrow», le respondieron; «Aaaaah… Pues ¡mata a la hija!»), se deja leer, no resulta increíble y cumple su cometido con sobriedad. Lo malo es que no va mucho más allá.

Canario Negro: la respuesta

A decir verdad, sí que tiene una virtud: Canario Negro, a la que en España la vemos más en otras series como JLA, por fin parece ser un personaje de entidad y no simplemente una chica muy dura. Será que esa Aves de Presa que nos estamos perdiendo merece realmente la pena, tal como insisten muchos aficionados españoles que llevan pidiéndosela a Planeta demasiado tiempo para sólo recibir largas (supuestamente, estaba anunciada, pero… aquí seguimos).

El caso es que, sin haber seguido su evolución como personaje, Canario Negro funciona, su relación con Sin también y hasta la trama del villano correspondiente tiene cierto interés. Pero poco más, porque este es un tomo que tampoco se disfruta tanto como para recomendarlo y que, realmente, es innecesario incluso aunque sigas las andanzas de Green Arrow.

El dibujo corre a cargo de Paulo Sequeira, que funciona como el propio cómic, unos ratos bien y otros de manera un tanto forzada, pero cumple también su cometido.

En definitiva: ¿merece la pena? Pues no, aunque tampoco es de esos tomos que te hacen arrepentirte del dinero gastado. Es, simplemente, un tebeo de superhéroes funcional.

(Por cierto, entre las decisiones maravillosas de Planeta está la de publicitar este tomo con el suspense de que le dirá Canario Negro a Green Arrow, de si aceptará su petición de matrimonio, y en el resto de series editadas a la vez poner un anuncio bien grande sobre la boda. Menudo misterio.)

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en