Bull Damn City Zombies, demasiado chistoso

Bull Damn City Zombies

Será que estoy quisquilloso, pero a veces no acabo de entender por qué muchos cómics relacionados con el terror prefieren optar por el camino de la comedia para aligerar su propuesta, en vez de tratar de hacer una buena historia de miedo. Vale, la tarea no es sencilla, pero no por ello hay que dejar de intentarlo, ¿no? Pues bien, Bull Damn City Zombies, el nuevo esfuerzo colectivo de autores españoles publicado por Dolmen, sufre precisamente de eso: de que no se atreve a tomarse en serio a sí mismo, por lo que, al final, es inevitable verlo como un pasatiempo poco duradero.

Y es una pena, porque se le podría haber encontrado otro tono a este cómic “dedicado a George A. Romero”. Ahora que los zombies se vuelven a llevar, habría sido interesante ver cómo respondían autores de aquí al reto de tratar el subgénero con interés. Sin embargo, se ha optado por plantear una especie de Zombies Party en la que cada uno de los nombres que intervienen en el tebeo tiene siete páginas para contar su chiste.

Participan en Bull Damn City Zombies Pere Pérez, Joan Fuster, Vicente Vegas, Víctor Santos, Enrique Vegas y Kenny Ruiz, además de otros autores haciendo pin ups. El apartado gráfico es impecable y la tercera entrega Bull Damn City vuelve a ser una lectura grata, pero siempre supeditada a que continúe el tono de comedia gamberra y de dar con la gracia.

Bull Damn City Zombies

Y, bueno, los hay con mayor o menor fortuna, pero el caso es que no logró quitarme de encima la sensación de oportunidad perdida. De que me hubiera gustado ver a todos estos autores tomándoselo en serio, al menos por una vez. De que a veces da la sensación de estar en una fiesta privada (los chistes entre dibujantes). Y de que, ya puestos e incluso sin salirse del tono autoimpuesto, estaría bien que cada uno hubiese tenido más páginas para desarrollar sus ideas, porque el concepto de “historia única” tampoco acaba de estar del todo engrasado.

Review Bull Damn City Así que para la próxima, contando con gente de talento como tiene el proyecto Bull Damn City, estaría bien que no se conformaran con darnos lo que ya hemos visto que son capaces de hacer.

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en