‘Bone Parish volumen 1’, el nuevo amo del terror

Aunque sean pocas, creo que al final el que en un breve espacio tengamos que dar una idea más o menos aproximada de por qué estamos incluyéndolos en nuestra selección de finales de año, sirve para exprimir tanto la esencia de lo que pensamos sobre el título en cuestión que, llegado el momento de tener que hablar del mismo de manera extendida, dichas líneas nos sirven de precisa acotación. En el caso de ‘Bone Parish‘, esto fue lo que dijimos en diciembre de 2018:

Cullen Bunn se ha convertido, por méritos propios, en el referente principal del cómic de terror en los últimos tiempos. Un logro que se asienta con fuerza sobre los sobresalientes hombros de la ya finalizada ‘Harrow County’ y que encuentra en esta Bone Parish‘ publicada por Boom! una continuidad fundamentada, ya de partida, por una premisa inicial espeluznante: la de una droga fabricada con polvo de huesos humanos que permite a sus usuarios dialogar con los muertos. BRUTAL.

Finalizada ya en Estados Unidos —la propuesta de Bunn se concretó a lo largo de doce ejemplares— Norma nos ofrece ahora el primero de, suponemos, dos volúmenes en los que recopilarán la totalidad de una historia asombrosa y con muy pocas concesiones a la galería: siguiendo a la familia Winters, los creadores de la potente sustancia a la que hacía referencia hace poco más de un año, el relato que firma la indiscutible estrella del terror en tierras yanquis es uno que mezcla dicho género con un thriller de tintes policíacos para sacar del maridaje un título alucinante en cualquiera que sea la vertiente en la que queramos fijarnos. Si lo hacemos en su lado más fantástico, la propuesta de Bunn a la hora de analizar los efectos de la droga y las posibilidades que ésta puede llegar a ofrecer a su usuario son tan terribles como realistas, y resulta encomiable el que, aún anclados en la pura fantasía, estos compases del relato devengan en instantes capaces de poner los pelos de punta por su tridimensionalidad.

Si del otro sesgo tenemos que hablar, el de thriller, lo que nos encontramos es una historia urdida a la perfección con malos en muy diversas posiciones dentro de la escala del gris. Sí, aquí no hay buenos, no cuando todos los personajes se dedican, bien a fabricar la droga, bien a tratar de conseguir usurpar a la familia Winters el poder que ésta les ha otorgado, y por mucha simpatía que uno pueda sentir hacia ellos, Bunn se las apaña para que en ningún momento perdamos el norte respecto a con qué clase de execrables individuos lidia la lectura. Con el extraordinario dibujo de Jonas Scharf, uno de esos artistas de cuya existencia no sabíamos pero que se coloca en primera línea de nuestra atención gracias a lo que aquí vemos, subrayando con potencia cada decisión por la que discurre la historia, no nos queda más que insistir en aquello que ya quedaba claro al incluir a ‘Bone Parish’ en lo Mejor del Cómic U.S.A de 2018 y solicitar de vosotros que os acerquéis a una serie de esas que no dejan indiferente.

Bone Parish volumen 1

  • Autores: Cullen Bunn y Jonas Scharf
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.