‘Bolívar’, la aventura está en la puerta de al lado

A cualquiera que haya visitado Nueva York —aunque este sería un argumento trasladable a cualquier metrópolis saturada de las varias que salpican nuestro pequeño mundo azul y verde— no le habrá pasado por alto que el ritmo de vida de la urbe hace honor al seudónimo de ciudad que nunca duerme con el que se conoce a la Gran Manzana: salgas a la hora que salgas a la calle, siempre ha multitud de gente yendo de un lado hacia otro, poseídos por una prisa que es la que hace que a simple vista puedas distinguir a un neoyorquino de un turista, sólo tienes que fijarte en los que vayan mirando para arriba maravillándose por los rascacielos para saber quiénes no son de allí.

Esa velocidad es la que Sean Rubin utiliza como metáfora de partida para construir una fábula que, en realidad, orienta sus intenciones a servir de vehículo a una tierna y potente reflexión sobre lo que dejamos por el camino cuando abandonamos la fantasía de nuestra niñez y nos adentramos en el pragmático mundo adulto, uno en el que la imaginación, por mucho que queramos cultivarla a través del ejercicio de la lectura o del contacto con nuestros pequeños, no puede compararse ni de lejos con esa que nos podía hacer creer, a pie juntillas, que en nuestro armario habitaba alguna criatura misteriosa o que los vecinos de la puerta de la casa de al lado eran una familia de ogros, de vampiros o, como es el caso de ‘Bolívar’, todo un tiranosaurio rex que deambula sin que nadie se percate de ello por las calles de Nueva York.

Mezclando todo tipo de recursos narrativos que van desde mero texto a páginas con viñetas pasando por ilustraciones a toda página apoyadas o no por bocadillos de diálogo, y con un dibujo MARAVILLOSO lleno de ternura y candor, si hay algo que cabría afirmar acerca de ‘Bolívar’ es que en su variedad encuentra su mejor baza para encandilar a todo tipo de público. Y no lo digo por decir: yo me lo leí de una sentada «gozándolo» de principio a fin y otro tanto pasó con mi hija, que con sus siete años largos, disfrutó una barbaridad —durante unos pocos días más, que todavía no se bebe los libros como su padre— identificándose, claro está, con la Sybil protagonista, esa niña inquieta, terca y aventurera que es co-protagonista con Bolívar, el dinosaurio que da título a un libro tremendamente recomendable que, bajo la línea Kodomo, sirve a ECC para apuntarse un tanto más en su siempre fértil oferta editorial.

Bolívar

  • Autores: Sean Rubin
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 224 páginas
  • Precio: 18,95 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.