‘Black Hammer ´45’, y ahora una de guerra

Tras la lectura de los nueve volúmenes que Astiberri lleva publicados de ese invento denominado “Hammerverso” podemos hacernos una idea de lo acertado del planteamiento que Jeff Lemire hizo de su obra desde la primera entrega. Ahora queda muy claro que las intenciones del autor canadiense consistían en hacer un repaso de la historia del comic, de todas esas colecciones que lo marcarían a lo largo de su infancia-adolescencia y de todos los personajes con los soñaba trabajar algún día. Nadie puede negar lo prolífico que este guionista y dibujante de Essex está siendo en los últimos años, sin embargo, al ser bastante complicado dejar su impronta en todas las editoriales existentes (aunque ahí sigue, trabajando duro y sin descanso) decidió sacarse de la manga “Black Hammer”, una serie en la que los personajes y las situaciones recuerdan, de manera deliberada, a los héroes más clásicos de las dos grandes. No contento con ello, esta cabecera daría multitud de spin-offs en forma de miniseries que se centrarían en hechos pasados, presentes y futuros, cubriendo así toda la línea temporal y abriendo todo un abanico de posibilidades.

La referencia más reciente en ver la luz es este ‘Black Hammer ´45’, una nueva entrega cuya acción transcurre a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y que vuelve a ser toda una delicia para los lectores más veteranos y también, claro que sí, para los recién llegados. Tal y como hemos apuntado un poco más arriba, ese repaso por las viñetas de todas las épocas ha tenido ya varias paradas como son las dedicadas a superhéroes o comics oscuros y de fantasía (ya saben, Vertigo y todas su ramificaciones). Ahora, aprovechando al máximo las posibilidades del marco en el que se desarrolla la trama, le toca el turno a los comics de temática bélica. Gracias a personajes como El Cazador Fantasma o el Escuadrón Martillo Negro, tiraremos de memoria y muy pronto reconoceremos a las creaciones de Robert Kanigher y Joe Kubert (El As Enemigo) o a la de Bob Powell, Chuck Cuidera y Will Eisner (El Escuadrón de los Blackhawk). No hace falta ser un erudito del Noveno Arte para darse cuenta rápidamente que en este volumen tendremos un cambio de registro bastante evidente, algo que no hace más que enriquecer una franquicia que crece con cada nueva entrega.

Un relato bélico en el que el enemigo a derrotar será el ejército nazi, una trama que puede pecar de típica pero que cuenta con algún que otro elemento marca de la casa como es cierto trasfondo político y alguno que otro social centrado en temas raciales. Sí, se aleja bastante de todo lo que hemos leído hasta el momento, y no será la única novedad que nos traiga este “´45” ya que las labores de escritura de Lemire estarán compartidas con uno de sus colegas de confianza, Ray Fawkes. Para terminar de dotar de personalidad propia a la historia, la elección de Matt Kindt como dibujante de la misma no hace más que acrecentar esa sensación de novedad, de diferente y rompedor con todo lo que conocemos hasta el momento. Su estilo sucio y áspero le viene que ni pintado al tono del relato, convirtiéndose en un homenaje bastante original e inesperado a la Edad de Plata del comic. Podrá gustar más o podrá gustar menos, pero nadie puede negar el interés que suscita este título dentro del particular universo ideado por Lemire, una referencia que nos ha pillado completamente desprevenidos y con la guardia baja. Así nos ha golpeado. Todavía seguimos algo grogui tras su lectura.

[Grade — 8.00]

Black Hammer ´45

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: páginas
  • Precio: 15,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.