‘Billy Avellanas’, imaginativa y surrealista

Para ser un autor tan reconocido en el mundillo, resulta paradójico lo muy poco que se ha prodigado Tony Millionaire a lo largo de los años fuera de ‘Maakies’, la tira de prensa que el artista publicó por primera vez en 1994 en el famoso semanario New York Press y que, acabada en 2016, puede encontrarse recopilada por completo de mano de Fantagraphics en una de esas soberbias ediciones que la editorial estadounidense nos tiene acostumbrados —no creo haberla citado nunca, así que valgan unas breves palabras para recomendaros la adquisición de la edición en color del ‘Prince Valiant’ de Hal Foster que Fantagraphics lleva regalándonos desde 2009. IMPRESIONANTE—. Pero no nos descentremos y volvamos a Millionaire.

Como decía, al margen de su aparición semanal, dos son los proyectos impresos que el artista de Massachusetts ha llegado a cuajar en sus más de veinte años de trayectoria profesional: ‘Las aventuras de Sock Monkey’, título independiente legendario donde los haya que vio la luz en nuestro país a finales de la década pasada de manos de la extinta Rossell; y esta ‘Billy Avellanas’ que hoy nos ocupa, una historia que ya fuera publicada por La Cúpula hace once años y que ahora rescata la editorial catalana para que todos aquellos que no la leyéramos en su momento, tengamos la oportunidad de hacerlo y de apercibirnos de la que, sin duda, son las dos mayores cualidades del guionista y dibujante estadounidense: su prodigiosa imaginación y su cáustico cinismo.

Propiedades ambas que podemos encontrar tanto en ‘Maakies’ como en ‘Sock Monkey’, son las dos cualidades las que definen con certeza lo que podemos encontrar en ‘Billy Avellanas’, un título que parece salido de la imposible mezcla entre ‘Alicia en el país de las maravillas’, ‘El mago de Oz’ y ‘La historia interminable’ y que sigue las aventuras del personaje homónimo, una criatura artificial creada por los ratones del sótano de Becky, una niña algo redicha y muy aficionada a la astronomía que no puede imaginarse el torbellino de aventuras que le espera cuando Billy prorrumpa en su vida.

Como si de un sueño se tratara, y con todos los sinsentidos que uno cabría esperar de una ensoñación, las alucinantes correrías de Becky, Billy y el irritante Eugene les llevarán a un cementerio de planetas o a enfrentarse con malvados robots que comandan un barco pirata alado; todo ello adornado con el estilo plagado de “rayitas” que tanto caracteriza al trazo de Millionaire y embebido en un tono cínico que hace de él una gozada constante. Quizás no a la altura de lo que el artista ya había logrado con su mono de trapo, pero un gozada a fin de cuentas.

Billy Avellanas

  • Autores: Tony Millionaire
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 14,72 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.