‘Berlín: Ciudad de Humo’, Lutes vuelve a ser imprescindible

Berlín de Jason Lutes

Jason Lutes se está tomando con calma la culminación de su trilogía sobre Berlín. Si ‘Ciudad de Piedras’, que recopilaba sus ocho primeros números, llegó en 2000, para leer la segunda parte (‘Ciudad de Humo‘) ha habido que esperar ocho años más, nueve en España puesto que Astiberri acaba de publicarla.

Así que Lutes va a número por año, pero la espera merece y mucho la pena. Sus ocho nuevos números vuelven a sumergirnos en la agobiante situación alemana de entreguerras, un avispero que Lutes retrata desde la distancia y el desapasionamiento, tal vez porque sus personajes no pueden ser vistos de otra manera.

Berlín de Jason Lutes

En ese fresco de mezquindades, contradicciones y violencia física o moral, el foco cambia esta vez de personajes: un grupo de músicos de jazz negros que tratan de divertir a los berlineses en plena crisis económica se unen a los dos personajes centrales de la trama, Marthe y Kurt Severing. Ella, que llegó a Berlín siendo una inocente pueblerina, ha sido ya absorbida por el ambiente frívolo nocturno. Él, periodista crítico, contempla como la sociedad se hunde a su alrededor, pero no ve que lo que también se va al garete es su vida.

Donde otros hubieran caído en el costumbrismo o en la exageración trágica, Lutes apuesta por ser quirúrgico. Va contando los hechos, revelando a sus personajes gracias a las secuencias escogidas, pero sin que el autor tenga relación alguna con ellos.

Al lector también le es difícil sentir empatía por quienes pueblan un Berlín derruido moralmente: a veces uno se ve cercano a determinadas posiciones, pero en la viñeta siguiente comprende a otros personajes. Mientras, el Nazismo asciende y se aprovecha de los caminos traseros de la democracia y la sociedad alemana.

Review Berlin Jason LutesEl tiempo se paraliza (entre que empieza el volumen y que acaba apenas pasa un año) y la ciudad queda retratada a la perfección, justo antes de que la tormenta hitleriana entre en acción. Sinceramente, Lutes, que gráficamente no ha cambiado ni un ápice su estilo y que sigue siendo muy europeo en su dibujo, tiene entre manos una obra muy grande. Que no pasen otros ocho años, por favor, para verla acabar.

En Zona Fandom | Jason Lutes habla sobre los dos tomos finales de ‘Berlín’

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en