‘Batwoman: La sangre es espesa’, tiempo de relax antes de la gran batalla

BatwomanPortada
Desde que J.H. Williams III y Haden Blackman se hicieran cargo de la colección protagonizada por Batwoman, ésta se convirtió en objeto de alabanzas por parte de crítica y público. El tono oscuro, sórdido y malsano que los autores supieron transmitir a través de los guiones se complementaba a la perfección con unas ilustraciones que dejarían boquiabierto al más pintado, consecuencia directa de tener a alguien como Williams a los lápices. Poco a poco y más o menos de forma gradual, otros autores fueron supliendo en algún que otro número al espectacular dibujante y tanto se acertó con ellos que casi no echamos de menos a Williams.

Ahora llega el momento más complicado, estamos ante la que será la penúltima entrega del equipo creativo original. Ambos abandonaron la colección por problemas editoriales muy cercanos a la censura. Mientras llega ese amargo momento toca deleitarse con una nueva entrega de Kathy Kane, Batwoman: La sangre es espesa. Mucho han tenido que trabajar Blackman y Williams para llegar hasta donde han llegado con un personaje tan difícil como este, han sabido rodearla de un magnífico grupo de personajes secundarios que convierten unas aventuras de súper héroes en relatos mucho más complejos y adultos, algo difícil dentro de la franquicia del Hombre Murciélago.

Los cuatro números que contiene el volumen sirven como transición entre todo el arco anterior, la lucha contra la temible y monstruosa Medusa, y la gran batalla que se está preparando y que servirá como colofón final en la próxima entrega. Tras la tormenta que supuso lo narrado anteriormente, ahora toca algo de calma para un personaje que tendrá que lidiar con peligrosos villanos a la vez que prepara su futura boda. Mientras que las piezas van cayendo y preparando el tablero para el inminente final, Kathy tendrá tiempo incluso de reprochar al mismísimo Batman su ausencia durante la lucha contra Medusa.

Las tareas artísticas corren a cargo de Trevor McCarthy y Francesco Francavilla. El primero de ellos consigue hacernos olvidar casi por completo al bueno de Williams ya que con un estilo bastante similar, ejecuta una serie de páginas muy en la línea del ahora guionista. Francavilla, por el contrario, con su estilo oscuro pone ilustraciones a una historia unitaria protagonizada por Waylon Jones también conocido como Cocodrilo Asesino. Todo queda listo para el canto del cisne de una serie más que interesante y que por culpa de mentes algo rancias nos quedaremos sin saber hasta dónde podría haber llegado.
[Grade — 7,50]

Batwoman: La sangre es espesa

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 96
  • Precio: 8,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.