‘Batman: Las Diez Noches de la Bestia’, una de espías

Muchos de los aquí presentes recordarán esta mítica saga del Hombre Murciélago en su versión Zinco, cuatro grapitas cuyas portadas ilustradas por Mike Zeck adornaban el exterior de un relato ya clásico. ‘Batman: Las Diez Noches de la Bestia’ es una de esas historias que todo el mundo ha leído en algún momento de su vida como aficionado, se han dejado cautivar por un enemigo brutal, un villano que ya hacía presagiar algo grande (en todos los sentidos del adjetivo) y que serviría de inspiración para un personaje clave en la batfamilia como es Bane. Bien es cierto que las escasas cien páginas han sido recuperadas en algún que otro coleccionable anterior, pero el volumen publicado por ECC Ediciones no puede ser más “salao” y atractivo para todo aquel que quiera disfrutar de unos números que no deben faltar en ninguna tebeoteca llena de buen gusto.

Corrían otros tiempos en esto de los tebeos y, cada vez que había ocasión, se montaba algún tipo de guión que implicara referencias a la Guerra Fría, con sus espías y todo. Estas “Diez Noches” no iba a ser menos, se jugaban con unos elementos de sobras conocidos por todo el mundo y, encima, se hacía un esfuerzo por adaptarlos y mezclarlos con el tono superheroico y detectivesco de un personaje como Batman. Un enemigo como es la KGBestia, el mejor agente de la Unión Soviética, tiene una misión: acabar terminar con la vida de diez personas antes de diez días, evitando así que el proyecto “La Guerra de las Galaxias” salga adelante. No será una misión fácil frenar a esta inmensa montaña de músculos modificada cibernéticamente, un monstruo que solo sabe obedecer órdenes, silencioso y letal, que no duda en protagonizar una carnicería con tal de matar a su objetivo. Obviamente, el choque que se producirá entre héroe y villano, guardará bastantes paralelismos con el conflicto existente entre las dos potencias.

Dos “Jims” serán los encargados de llevar a buen puerto este clásico, Starlin a los guiones y Aparo a los lápices, dos nombres importantes dentro de la industria que aquí desarrollan un trabajo más que reseñable. Los elementos de las mejores novelas noir se mezclan con mucho acierto con las convenciones del género, dando como resultado una trama llena de intriga, dureza y momentos sorprendentes. Todo ello plasmado con gran maestría por un dibujante que tuvo sus mejores trabajos precisamente con el oscuro defensor de Gotham. Sus personajes, fácilmente reconocibles al primer vistazo, se mueven de manera dinámica en las escenas de acción, creando coreografías que son un deleite para la vista. Y atención al diseño del malo de la película, de estilo bastante peculiar y con ciertas reminiscencias al sadomasoquismo, que no hacía más que homenajear toda esa parafernalia ridícula de los productos de espías durante la Guerra Fría. De nuevo la nostalgia nos golpea donde  más duele con un tebeo magnífica, un relato imprescindible para los aficionados al personaje y que siempre viene bien recordar a todos aquellos que no sepan que antes de Scott Snyder y Tom King también se hacían buenas historias.

[Grade — 8,50]

Batman: Las Diez Noches de la Bestia

  • Autores: Jim Starlin y Jim Aparo
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 96 páginas
  • Precio: 12,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.