‘Batman. El último caballero de la Tierra’, soberbio epílogo a una etapa grandiosa

Afirmado por activa y pasiva a lo largo de los años durante los que se prolongó y, después, a cada instante en que he tenido ocasión, es de suponer que ya me habréis leído más de una vez y de dos que, en lo concerniente a las Nuevas 52, servidor considera que no hubo serie más «grande» que la de ‘Batman‘ que pusieron en pie Scott Snyder y Greg Capullo. Tanto es así que, siempre que nos ciñamos a la continuidad del personaje —e incluso, si me apuráis, si no lo hacemos—, esta fantástica etapa estaría en lo más alto de lo que se ha contado jamás sobre el Caballero Oscuro junto con la de Grant Morrison o la reciente de James Tynion IV en ‘Detective Comics’: desarrollado a lo largo de 52 números, lo que guionista y dibujante trazaron fue, por más que sus detractores se empeñen en afirmar lo contrario, una semblanza tremendamente completa y caleidoscópica de Bruce Wayne y su alter ego, coqueteando con acercarse al Año Zero del personaje e inventándose recursos como la Corte de los Búhos que aún hoy siguen dando juego en el microcosmos del hombre murciélago.

Pero a Snyder y Capullo les quedaba una historia por contar. La ÚLTIMA historia de Batman. Un cierre para su estancia en el personaje que se hizo esperar considerablemente mientras el guionista comenzaba a engarzar su macro-proyecto para el Universo DC —del que, si eso, ya hablaremos en otra ocasión porque, honestamente, se lo merece— y que, cuando llegó de mano del sello Black Label, polarizó aún más la opinión sobre la visión del defensor de Gotham que tiene el escritor. Los hay, como servidor, que vieron los tres prestigios que ahora ECC nos presenta en un único volumen con muy buenos ojos por las razones que ahora pasaré a exponer. Y los hay, naturalmente, que no supieron apreciar lo que aquí se planteaba y arremetieron sin miramientos contra una historia que consideraban con muy poco sentido y de la que lo único que cabía salvarse era el PORTENTOSO dibujo de Capullo.

Porque el ‘Batman’ de Snyder podrá gustar más o menos, pero lo que es, creo, incuestionable, es que un 60% de la fortaleza de lo que plantea el guionista descansa sabiendo que puede hacerlo sobre la constante espectacularidad del antiguo dibujante de ‘Spawn’: habiendo abandonado la alargada sombra de Todd McFarlane años ha, el dinámico estilo de Capullo es de esos que parece haber nacido para adornar las páginas de tebeos de superhéroes, y su muy reconocible trazo —algo caricaturesco pero profusamente detallado— da con ideas visuales fantásticas a la hora de traducir este futuro posible que, a la manera de lo que hemos visto en ‘Death Metal‘, está plagado de versiones alternativas de los personajes de siempre del Universo DC —aunque en ‘Death Metal’ dicha idea se haya llevado al más desbordante paroxismo.

Volviendo a Snyder, el guionista apuesta por arrancar la acción para confundir al lector y que este no tenga ni la más remota idea de lo que está ocurriendo…vamos, más o menos lo que le pasa a un Bruce Wayne que despierta en un psiquiátrico rodeado por doctores y enfermeros con las caras de sus más conocidas némesis —sin ir más lejos, el médico que le trata es claramente el Joker— mientras Alfred intenta convencerle de que todo lo relacionado con su alter ego no ha sido más que una pura invención. A partir de ahí, Snyder da rienda suelta a su imaginación y configura, como decíamos, un futuro de marcado talante post-apocalíptico en el que poder narrar la última aventura de Batman. Un futuro que da opción al guionista a jugar con personajes como Wonder Woman, Lex Luthor o Superman y que, tanto en su desarrollo, como en sus varios golpes de efecto o su poético final, termina configurándose como un soberbio cierre a una incursión que, insisto, es de una solidez a prueba de bat-repelente de tiburonesquiero decir, de balas, a prueba de balas.

Batman. El último caballero de la Tierra

  • Autores: Scott Snyder y Greg Capullo
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 192 páginas
  • Precio: 21,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.