‘Batman de Tom King vol.4: Yo soy Bane’, duelo de titanes.

«Yo soy Gotham» y «Yo soy suicida» fueron los arcos argumentales anteriores a este «Yo soy Bane», tramas que están íntimamente ligadas y que conforman un gran arco argumental edificado por Tom King en su andadura en la cabecera de Batman correspondiente a la etapa de Renacimiento de la editorial DC. Sería conveniente pues su lectura para evitar algún que otro spoiler sobre acontecimientos anteriores a este tomo en un reseña que trataré de mantener al mínimo en lo posible en territorios de destripes.

Tras los acontecimientos en Santa Prisca y la humillación por parte de Batman y su equipo, Bane vuelve a Gotham para cumplir su venganza y recuperar aquello que considera suyo. Un hombre cruel hasta la médula, con una determinación descomunal y un cuerpo repleto de esa droga conocida como Veneno le convierten en uno de los enemigos más temibles con lo que se puede enfrentar el hombre murciélago. Batman tratará de alejar de Gotham a toda la batfamilia para mantenerla a salvo y hacerle frente en solitario. Junto a esta trama principal, hay una serie de relatos cortos de entre los cuales destaca el ‘Batman Annual #1‘ llamado «Good Boy» que fue galardonado por los premios Eisner como Mejor relato corto en el año 2017 y en el que nos relata como el Batsabueso llega a formar parte de la vida de Bruce Wayne.

Tom King nos trae una suerte de western, de echo toda la etapa de este escritor en esta cabecera hasta este momento posee tintes de un western protagonizado por Batman, en el que el hombre murciélago es un sheriff de la región más peligrosa que tendrá que saltarse las leyes para hacer justicia, y Bane es el forajido más sanguinario que se había apartado de la violencia y que vuelve para vengarse y recuperar lo que considera suyo. Es un duelo al sol lleno de épica entre dos titanes, pero no épica grandilocuente si no de la que se engendra al enfrentar hasta las últimas consecuencias a dos grandes personajes. Si bien esa trama no es demasiado original y la hemos visto muchas veces en novelas, en el cine y en los cómics; desde la Grecia clásica casi todas las tramas que pueden resultar interesante a los seres humanos ya han sido inventadas.

Qué duda cabe que la trama es un elemento muy importante, pero también lo es la forma, y en este aspecto Tom King y David Finch lo hacen de una manera magnífica. Muchos tienden a olvidar el peso que tiene los diálogos en el guión y Tom King nos regala en esta obra unos diálogos tan arrolladores como deslumbrantes. Mediante estas palabras en boca de los personajes, la trama y los flashbacks; establece un paralelismo entre Batman y Bane remarcando lo que les une y aquello que les separa en su moralidad y como por una serie de vicisitudes acabaron en lados opuestos del espectro. Con la ayuda de David Finch en el apartado gráfico y su narrativa, nos conduce sin prisas hasta llegar al clímax en una narración que, no por ser más o menos esperado, llega a tocar las emociones del lector seguidor de Batman.

En lo que se refiere al resto de relatos cortos que componen el tomo, es necesario señalar el llamado «Old Boy», que como ya he dicho recibió un premio Eisner, es un relato que nos muestra los orígenes del Batsabueso y ahonda en la relación entre Alfred y Batman/Bruce Wayne y su necesidad por establecer relaciones afectivas para suplir la familia que le fue arrebatada cuando era niño. Consigue su objetivo con pocas páginas de una forma sobria y efectiva convirtiéndolo así en un relato muy a destacar. El resto de los relatos, que tienen una temática navideña, a pesar de contar con algunos personajes de gran relevancia en el Universo DC como La Cosa del Pantano o Harley Quinn, no tienen una gran transcendencia salvo el que se sitúa en un tejado con Batman y Catwoman que sí tendrá cierto alcance en un futuro de ambos personajes.

Son incuestionables las virtudes de Tom King como escritor, con unas obras tan destacadas como ‘La Visión’, ‘Omega Men’, ‘Mr Milagro’ y este ‘Batman’; sus obras son pruebas más que suficientes de las grandes capacidades de este escritor, así cómo una sola página habla por sí misma del arte que es capaz de desplegar David Finch. La sola presencia de estos dos autores convierten a este tomo en un cómic a destacar. En cuanto a los relatos cortos que acompañan están realizados por autores muy destacados como Paul Dini, Scott Snyder, Neal Adams, Mitch Gerads o Clay Mann, entre otros; sin embargo algunos son prescindibles, otros son buenos y unos pocos podrían ser calificados de muy buenos. Por último señalar que este «Yo soy Bane» es un cómic imprescindible para todo seguidor de Batman y muy recomendable para todo lector de temática superheroica en general, pero como ya he indicado al principio de esta reseña, es la conclusión al gran arco argumental que viene precedido por «Yo soy Gotham» y «Yo soy suicida», que si bien no llegan al nivel de este tomo, resultan muy convenientes para disfrutar en plenitud de este «Yo soy Bane» que sin duda es uno de los grandes cómics protagonizados por Batman de los últimos años.

Batman de Tom King Vol.4: Yo soy Bane

  • Autores: Tom King, Paul Dini, Scott Snyder, Ray Fawkes, Steve Orlando, Scott Bryan Wilson, David Finch, Mitch Gerads, Clay Mann, Neal Adams, Declan Shalvey, Riley Rossmo y Bilquis Evely
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 208 páginas
  • Precio: 21,37 euros en Amazon

Etiquetas

Fran Padilla @

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.