‘Bardín el Superrealista’, échate a temblar, Jimmy Corrigan

BardinPortada
El artista conocido como Max, nuestro Max, ha sabido captar la atención del respetable a lo largo de los muchos años de carrera con que cuenta a sus espaldas. Desde el comic undeground y algo contestatario como es ‘Peter Pank‘ hasta su más reciente ‘Vapor‘, una obra repleta de filosofía y bastante humor. Son muchas las referencias que se podrían enumerar pero hay una que siempre brilló más que el resto, un comic que empezó serializado en la mítica cabecera ‘Nosotros Somos los Muertos’. Nos estamos refiriendo a ‘Bardín el Superrealista’.

El volumen que recupera La Cúpula, hogar de Max desde hace años, adquiere ahora el formato de tapa blanda y se convierte en la excusa perfecta para hacerse con la obra. Haciendo uso de innumerables estilos y recursos, el tebeo que hoy nos ocupa es una muestra más que evidente del potencial que el comic puede alcanzar como arte, no solo atendiendo a su vertiente más “plástica” ya que, sí, nos vamos a encontrar con una serie de páginas muy bonitas, estupendamente dibujadas y planificadas, pero a eso hay que añadir lo mucho que nos va a hacer ejercitar el cerebro el amigo Bardín.

Una historia en la que Max da lo mejor de sí para llegar hasta el lector, atraparlo e incomodarlo a base de latigazos metafísicos. Una serie de relatos que, en un principio, parecen no tener ningún tipo de relación unos con otros pero que una vez que cerramos el tomo tras haber degustado sus últimas páginas, nos daremos cuenta de lo equivocados que estamos. Una narración que nos muestra una lucha interna desgarradora entre los distintos “yo” que conforman nuestra personalidad, nuestras fobias, nuestros gustos, nuestras frustraciones… Todo ello en un ambiente bastante personal y familiar (atención a los bares donde se desarrollan las mejores tertulias).

Tanto a nivel gráfico como argumental, la influencia de otro genio de las viñetas queda patente desde la primera página. Chris Ware es referencia a día de hoy para todo aquel que quiera ir un paso por encima de todos. El nacido en Nebraska revoluciona el medio cada vez que publica alguna referencia (aun estamos en estado de shock tras su monumental ‘Construyendo Historias’) y es normal que un artista de vanguardia como Max lo tome como modelo a seguir, sin ser esto algo que tenga connotaciones negativas. Una lectura que exige bastante al lector pero que recompensa en la misma medida, una obra maestra que hace preguntarnos dónde está el límite de un medio catalogado desde siempre como un divertimento “para niños”.
[Grade — 10.00]

Bardín el Superrealista

  • Autores: Max
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 88
  • Precio: 14,90 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.