‘Animal Man vol.3: Deus Ex Machina’, romper fronteras

Animal Man 3

Lo que en los dos primeros volúmenes de la serie —o sus 17 primeros ejemplares, si queremos atender a la numeración original— se había intuido con mayor o menor intensidad, es en este tercero y último en los que ECC ha recogido la totalidad de la estancia de Grant Morrison al frente de ‘Animal Man’ allá por finales de los ochenta, norma de principio a fin. ¿Que a qué me refiero? Sencillo: a que si hasta ahora la serie coqueteaba con lecturas que trasvasaban la cuarta pared o se hacían fuerte en un contenido metalingüístico nada desdeñable, jugando a que Buddy Baker fuera, como personaje de cómic, consciente de hechos que no se ceñían a las fronteras de las viñetas; aquí se rompa cualquier tapujo a la hora de tratar dichas temáticas, y el desgarro de la barrera que separa ficción de realidad o el utilizar el lenguaje del cómic para hablar sobre el cómic sean patrones que marquen un inicio y un fin de lectura que atesora momentos que se mueven entre lo terrorífico, lo lisérgico y lo apasionante.

El primero queda reservado para una página en concreto —la 43 por si os lo estáis preguntando— en la que una única ilustración de un primer plano de nuestro héroe sirve para dejarnos atónitos y en cierto sentido aterrados. Cabe preguntarse, eso sí, cuál no habría sido la efectividad de dicha plancha de haber contado con un artista algo más sólido que Chaz Truog, un dibujante al que si bien uno llega a acostumbrarse tras tantas páginas, no puede ocultar ni las limitaciones de su trazo ni lo puntualmente pobre de sus formulaciones narrativas. Si bien éstas últimas quedan corregidas por los precisos guiones de Morrison —el guionista es conocido por lo exhaustivo de sus indicaciones, que muchas veces llegan hasta plantear de forma básica la estructura de la página y el contenido de cada viñeta— no cabe duda de que, aunque estemos hablando de un cómic sobresaliente, de haber estado en manos de otros artistas, la etapa del escocés al frente de ‘Animal Man’ habría adquirido la condición de leyenda del noveno arte.

Rozando el estatus de obra maestra —que no es moco de pavo—, es quizás la componente lisérgica y el entramado de diálogos de difícil digestión en una primera aproximación el mayor problema que puede achacársele a los números incluidos en este tercer volumen: y ya no hablo de las páginas que Morrison dedica a analizar el viaje que Buddy y James Highwater hacen de mano de unos botones de peyote, que tienen lo suyo para ser descifradas, sino de las que encontramos a continuación, cuando el protagonista se desplaza en el tiempo y mantiene una conversación imposible con personajes del pasado. Uniéndose a tan intrincado encuentro lo que acompaña al Psicopirata, es la sensación de haber leído algo apasionante la que, no obstante, queda cuando uno finaliza el tomo y comienza a reflexionar sobre aquello a lo que acaba de asomarse. Un proceso que decanta, sin lugar a dudas, el sentirse un privilegiado al haber podido dar cuenta de muchas de las páginas más elocuentes y brillantes de cuántas han utilizado el noveno arte para disertar sobre él mismo. Historia del medio.

Animal Man vol.3: Deus Ex Machina

  • Autores: Grant Morrison, Chaz Truog y Paris Cullins
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 240 páginas
  • Precio: 21,85 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario