‘Animal Man’: una buena dosis de ambiente malsano

Animal Man Lemire The New 52

Quizás ‘Animal Man’ no sea la mejor serie del relanzamiento de DC, pero sí que es una de las más atípicas y, en eso, hace honor al personaje del que viene, que desde que lo pillase por banda Grant Morrison no ha podido ser el mismo. Jeff Lemire anunció su intención de no abandonar lo planteado por el escocés o por Delano y lleva dos números cumpliendo con lo prometido.

También se anunció la importancia de la hija de Buddy Baker y ciertos toques de terror y, de nuevo, cumple. Porque al menos esta nueva ‘Animal Man’  cumple sus promesas, tanto las que ha hecho fuera del cómic, en el plano promocional, como aquellas que están dentro del papel y sobre las que se va asentando. Y esto ni debería ser reseñable si no fuera porque hoy en día casi ninguna serie lo hace.

Una Vertigo fuera de Vertigo

Animal Man Lemire The New 52

Por encima de todo, destaca esa conjunción entre lo visual y el tono del guión,  que sitúan a ‘Animal Man’ como una serie cercana al universo Vertigo, lo que demuestra una vez más lo poco interesada que está DC en seguir potenciando esta línea. Fuera de él, destaca aún más entre la línea más tradicional e incluso de retorno al pasado que han emprendido otras series DCeras.

Aquí le sienta como un guante al cómic el planteamiento que ha hecho Foreman de la serie, entre lo terrorífico y lo onírico. Este Animal Man, con sus fondos vacíos, sus trazos de pesadilla y su aspecto en ocasiones repulsivo es toda una delicia, una de las que se disfruta y, a la vez, te preguntas por qué.

Lemire acentuando el mal rollo

Animal Man Lemire The New 52

Y Lemire sabe que nada de lo anterior funcionaría si no dosificase con habilidad el ambiente malsano. Así, a ratos ‘Animal Man’ parece un cómic costumbrista, con esas relaciones familiares tan bien dibujadas; en otros momentos es una sobrada gore y también hay tiempo para la fábula pro-animales que no debe faltar en un cómic que tenga a Buddy Baker como protagonista. El centro de atención lo roba la hija pequeña de los Baker y sus poderes sacados de su padre… más o menos.

La mezcla está funcionando y ‘Animal Man’ se ha ganado el derecho por sí misma a ser una de las series que más ganas tecno de ver por dónde sigue, no ya de DC y sus nuevos 52, sino del cómic en general.

En Zona Fandom | Sigue el relanzamiento de DC

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en