‘Andaluchinas por el mundo. Gazpacho agridulce 2’, en la misma línea

He de ser franco para comenzar y no llevar así a lamentables malentendidos: si bien aprecié en lo que cabía el esfuerzo de Quan Zhou Wu por acercarnos las muchas y muy oscuras idiosincrasias que siguen acompañando a los chinos a pesar de llevar décadas conviviendo con ellos, con sus restaurantes y sus tiendas abiertas a cualquier hora cualquier día del año, no lo hice tanto hacia unas páginas que en su momento —cuando hace algo más de dos años revisé ‘Gazpacho andaluz’ en estas líneastaché de bisoñas y poco afortunadas en lo que a un correcto funcionamiento secuencial se refería.

Dicha impresión, que a la postre era la que mejor quedaba grabada en mi memoria lectora, era la que me acompañaba en los instantes iniciales de esta ‘Andaluchinas por el mundo. Gazpacho agridulce 2’, continuación directa del título que Astiberri publicaba en 2015 en el que Quan Zhou Wu se atreve con una estructura narrativa algo más compleja al acercarse, no sólo a sus experiencias vitales y profesionales, sino también a las de sus dos hermanas. Y si bien me gustaría afirmar que a lo largo de las 144 páginas que conforman la lectura, uno puede dejar atrás la sensación que le acompañó entonces y cambiarla por una que nos permitiera afirmar que estamos ante un salto cualitativo importante en el acabado formal de la artista española, es imposible realizar tal aseveración cuando lo que nos encontramos “cojea del mismo pie”.

Inconveniente para el que lo puntualmente confuso de la estructura de página de Zhou pueda resultar un estorbo —y ese es mi caso—, donde ‘Andaluchinas por el mundo’ funciona incluso mejor que ‘Gazpacho agridulce’ es, no en cómo se nos cuenta la historia, sino en qué historia se nos quiere contar: al dividir el foco de atención, como decía, hacia sus hermanas, el alcance de lo que Zhou nos transmite y la fuerza con la que lo hace aumenta considerables enteros, y si ya no era nada complicado sentirse identificado con según que miedos y esperanzas vitales de la artista, ahora lo es aún menos al cubrir las páginas de la presenta obra un mayor espectro de edades, personalidades y sueños. Sólo por eso vale la pena hacer el esfuerzo de acercarse a una lectura que, aún inmadura en lo gráfico —al menos en la muy personal e intransferible opinión del que esto suscribe— detenta una madurez en otros aspectos que validan tanto el desembolso como el tiempo que haya que invertir en ella.

Andaluchinas por el mundo. Gazpacho agridulce 2

  • Autores: Quan Zhou Wu
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 144 páginas
  • Precio: 13,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario