Algunos superpoderes que nadie querría (II)

Chica Infecciosa al Ataque

El Poder de Parar “El Tiempo”

Mister Midnite es un personaje olvidado de la Golden Age, surgido en la pequeña editorial Silver Streak en 1939. Mientras que muchos guionistas soñaban con poderes chulos y rentables como los de Superman, las cabezas pensantes de Silver Streak inventaron a Mister Midnite, alias Neal “joven y adinerado deportista” Carruthers. Su poder se desataba al gritar “¡Detente, tiempo!”, y consistía en… parar los relojes, durante un tiempo. Sólo pudo demostrar el potencial de tamaña capacidad durante dos números, pese a la incuestionable variedad de situaciones donde un talento así podría ser crucial.

El Poder de la Super-Ventriloquía

También de la Golden Age, el poder de Echo era el de proyectar su voz (¡alucinante!). Esto le resultaba muy útil durante su vida diaria, pues su mascarada era la de trabajar… de ventrílocuo. En sus ratos libres, luchaba contra el mal como detective aficionado, engatusando a villanos haciéndoles creer que estaban rodeados por la policía, sin mover los labios. Lo más increíble es que duró dos años en activo. Por cierto, su hermano, químico de profesión, le ayudaba a resolver casos bajo el nombre de Dr. Doom (no, no ese Dr. Doom).

El Poder del Día de la Independencia

Dial HEn 1966, DC Comics creó “Marca H de Héroe“, acerca de un adolescente llamado Robby Reed que encuentra un marcador mágico. Cuando marca “H-E-R-O”, le transforma en un superhéroe… diferente cada vez. En un periodo de evidente falta de creatividad en 1981, se recuperó el concepto, siendo dos los chavales que descubrían de nuevo el marcador (en una casa encantada, para más señas). Lo más inteligente del tema fue que los héroes eran inventados por los lectores, para no pagar royalties (les mandaban una cotizada camiseta “Marca H de Héroe”), aunque les daba igual porque cada héroe sólo salía una vez.

Hubiera sido grandioso ver más aventuras de Chico Globo, Blazerina o Bola de Pelusa (que podían botar contra villanos), Lavender Escribe-en-el-cielo, o la Poderosa Niñita (cuyo biberón lanzaba un líquido que reducía a los malotes de tamaño). Pero de los cientos de héroes que mancharon las páginas del comic, ninguno era tan vistoso como Yankee Doodle Kid, con poderes super-patrióticos que harían sonrojar al Capitán América. Este super era una fiesta del 4 de Julio andante, capaz de lanzar fuegos artificiales por los ojos, y crear petardos y vistosas ilusiones con sus dedos. Perfecto para defender América y celebrarlo después.

El Poder de Esparcir Gérmenes

Chica InfecciosaDC también nos dio la “Legión de los Héroes Sustitutos“, con supers como Color Kid, Puercoespín Pete, Dos-Cabezas (que tenía dos cabezas, eso es todo), y la Chica Infecciosa, cuyo poder, que no podía controlar del todo, era la de ser portadora y transmisora de diversas enfermedades. Mientras que se esforzaba en esparcir “peste bubónica, sífilis, gripe, y todo tipo de enfermedades venéreas”, lo más probable es que te contagiara una estúpida: el virus de re-alineamiento sexual, que transformó temporalmente a Color Kid en Color Queen. Admitámoslo, no pretendían ser serios: eran los que, por lo estúpido de sus poderes, no podían entrar en la prestigiosa Legión de Superhéroes junto a Chico Botante, Chica Sueño y Chico Come-Materia

El Poder de Transformar Palabras Feas

LettermanAntes de comprar los derechos de Spiderman, el show educativo de la PBSLa Compañía Eléctrica“, creó un nuevo héroe llamado Letterman (“El Hombre Letra”) en 1971. Al grito de “Más rápido que rodear una O, más poderoso que una H muda, capaz de saltar sobre una T mayúscula”, Letterman arreglaba problemas lanzando letras desde su sudadera, y cambiando palabras como “arma” en “alma”, o “cosquillas” en “rosquillas” (revelando, implícitamente, que “cosquillas” es una palabra fea). Con las suficientes letras, podría cambiar “superhéroe” en “qué poder más estúpido”.

El Poder de las Ardillas

Chica ArdillaSpiderman, Batman, Lobezno… algunos de los supers más carismáticos tienen las habilidades de los animales más poderosos o temidos. En 1992, Marvel presento a Doreen Green, estudiante universitaria mutante con las habilidades de las ardillas. Aunque esto es mejor de lo que parece, ya que Chica Ardilla (¿alguien ha dicho imaginación?) tiene una cola semi-prensil, unas garras en los nudillos que podía ocultar, incisivos superdesarrollados, super fuerza y empatía con las ardillas. Ah, y era adorable como persona. Sin más ayuda que sus poderes, derrotó al Dr. Doom (al villano, no al hermano de Echo). Es un valioso miembro del supergrupo Campeones de Los Grandes Lagos, pese a que una cola semi-prensil no es una de las principales cualidades que se valoran en una chica.

El Poder del Vello Nasal

Bobobo-bo Bo-boboNo podíamos olvidarnos de Bobobo-bo Bo-bobo, ese super de pelo amarillo a lo afro, que derrota a sus enemigos en el siglo XXXI, evitando que el emperador Bola de Billar IV vuelva calvos a todo el mundo, gracias a los poderes que le confieren sus cabellos nasales. El mero hecho de poder alargar varios metros tus cabellos nasales, que son la fuente de tu poder, no compensa el poder realizar trucos mágicos, conversiones, invocaciones y demás. En realidad es una parodia, un manganime totalmente absurdo y surrealista, pero con un nombre así era el perfecto colofón para esta lista.

Más información | Mental Floss Blog
Vía | Aglarond Blog
En ZonaFandom | Algunos superpoderes que nadie querría (I)

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en