‘5 Elementos’, el creador de Raruto consigue resaltar en humor e historia

5 Elementos

Hace unas semanas nos hacíamos eco del éxito que ha conseguido ’5 elementos’ vendiendo más de 15.000 tomos, todo un logro para una autoedición. Si bien ya se dice que no puede vivir de ello y teniendo que continuar con su trabajo de profesor, Jesulink no podría estás más contento con estas cifras.

Es por ello que finalmente decidí ponerme a leer en serio la serie ‘5 Elementos’ tras las recomendaciones de mis contactos. Debo confesar que iba un poco reticente a la hora de venir del autor de Raruto, obra que leía esporádicamente hasta que no encontré ganas para seguirla, y esperaba una obra tirando a un humor muy sórdido y sin mucho argumento. Pero por suerte para todos no fue así.

Los 5 Elementos, ¿héroes o traidores?

Hace varias décadas el mundo se encontraba en una serie de guerras. El caos reinaba y entonces aparecieron cinco formidables guerreros, denominados “Los 5 Elementos”, que ayudaron al país a salir victorioso. Pero un día esos cinco héroes se vendieron por un tesoro y asesinaron al rey y desde entonces son considerados como traidores, o al menos es lo que la historia cuenta.

5 Elementos

‘5 Elementos’ nos cuenta la historia de Kaji Llamaviva, un elemental de fuego que se acaba de mudar al Pueblo Beluga tras vivir en la capital y no lleva bien el tema de hacer amigos. Sus problemas vienen con su familia, elemental de fuego y racista de elementos, motivo por el cual en la escuela le toman falsamente por listillo, causándole problemas.

Kaji, junto a Zap (elemental de rayo), Lluvia (elemental de agua), Sôkar (elemental de sombra) y Matarratas (elemental de virus), tendrán sus encuentros y desencuentros alrededor de la historia de los 5 elementos y descubrir la auténtica historia. Kaji posee un libro escrito por uno de los 5 elementos que podría significar graves problemas para el rey y varias personas querrán hacerse con ese libro prohibido.

Sorprende el cambio respecto a Raruto

Como podemos ver, la historia es un tanto genérica, pero no cae en la típica historia de aventuras sencilla y plana. Sorprende la diferencia que da con respecto a la obra de Raruto, una obra de puro humor zafio, para crear una historia lo suficientemente épica. Es perfecta para atraer a los que busquen una historia de aventuras lo suficientemente elaborada pero no muy compleja.

El ritmo narrativo es más que correcto, con todos los capítulos contándote algo más de la historia, siempre aderezado con escenas de humor entre las que nos encontraremos las salidas de tono de Zap y la desesperación de Matarratas, aunque siempre habrá sitio para momentos más enternecedores y emotivos. El ritmo es correcto, tanto en batallas como a la hora de descubrir la historia y siempre consigue poner bien los clifhangers. Sin embargo a veces son un poco demasiado típicos como al poner una imagen de un nuevo enemigo en última y enorme viñeta.

Muchos se quejarán del dibujo, cosa que es de lo más simple y llano posible, y están en lo cierto. Sin embargo la composición es correcta y no da para nada sensación que algo esté mal, es más, debemos entender que es un cómic de humor y ese estilo simple pero a la vez estilizado es el idóneo para sacar adelante ’5 elementos’.

Nos encontramos sin duda ante uno de los webcomics más elaborados y prometedores del panorama actual. Por fortuna, los capítulos están gratis en la web del autor, pero si decidimos comprar los tomos en formato físico no vamos a salir decepcionados ya que contienen una nueva y mejor composición de viñetas, además de muchos fanarts y contenido adicional.

FICHA TÉCNICA: 5 Elementos
  • Autor: Jesulink
  • Editorial: Jesulink.com Editorial
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubiertas
  • Páginas: 180
  • Precio: Visualización gratis en la web de Jesulink | Físico de 5,90 a 6,50 euros
5 Elementos Review

Páginas | Jesulink | 5 Elementos
En Zona Fandom | ‘5 elementos’ ya ha vendido 15.000 tomos

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en