14 cómics americanos a tener en cuenta en 2013 (II)

14 comics americanos para el 2013

Tomo el relevo de Alberto y completo las siete series que faltaban para esas catorce a las que habrá que prestar atención conforme vayan apareciendo durante este año que acaba de empezar en nuestras tiendas habituales. Bien es cierto que quizás se nos haya quedado alguna en el tintero, más no os preocupéis si así ha sido, nos quedan 361 días para poder enmedarnos y seguir asomándonos a aquello que se cuece al otro lado del charco.

‘Clone’, de David Schulner y Juan Jose Ryp

Clone

Tengo que admitir que, por mucho que seamos de la misma ciudad, Juan José Ryp no es santo de mi devoción más allá de lo puntual de ‘No Hero’ o ‘Nancy in hell’. Su “Darrowiana” forma de dibujar da un nuevo sentido al término “horror vacui” y carga las páginas de excesiva información que, casi siempre, termina lastrando la lectura.

No siendo óbice como para no seguir sus trabajos en el mercado americano, el estar pendiente de lo que Ryp publica ha hecho que haya descubierto una serie con mucho potencial. Con guiones de un tal David Schulner, ‘Clone‘ gira en torno a un hombre cualquiera que, un buen día, descubre que forma parte de un proyecto de clonado humano.

Los dos números que han aparecido hasta el momento han sido suficientes para plantear una trama que puede llegar a dar mucho de sí, y la labor de Ryp, fiel a su estilo, resulta bastante más dinámica que a lo que nos tenía acostumbrados en trabajos anteriores.

‘Fatale’, de Ed Brubaker y Sean Phillips

Fatale

Sólo sus nombres sirven para evocar en el lector habitual de cómic americano toda una miriada de sensaciones. Cada uno por su lado han conseguido una privilegiada posición dentro del mainstream yanqui, juntos, nos han regalado títulos de obligada lectura que se han movido, sí o sí, del sobresaliente para arriba.

No es pues de extrañar que a magistrales obras como ‘Criminal‘, ‘Sleeper‘ o ‘Incognito‘ haya venido ahora a unirse este ‘Fatale‘, una nueva incursión de Brubaker (y van…) en el cómic noir que tantas alegrías nos ha ido dando desde que el equipo (junto a Michael Lark) pariera la soberbia ‘Scene of crime’.

En ‘Fatale’ Brubaker y Phillips nos transportan a la edad por excelencia de las historias noir, los años 50, metiéndonos de lleno en una trama que, por primera vez, introduce elementos fantásticos en un relato que echa mano de sectas, mujeres imposibles, asesinatos, villanos al más puro estilo pulp y un ambiente que fascinará a cualquiera que se acerque a él.

‘Fury MAX’, de Garth Ennis y Goran Parlov

Fury MAX

Aunque es muy probable que al pensar en la imprescindible etapa de Garth Ennis al cargo de ‘Punisher‘, uno piense en Steve Dillon como el dibujante que lo acompañó hasta el final, no deja de ser menos cierto que, entre los otros muchos que suplieron al británico en un momento u otro, se encontraba uno cuya labor despuntó sobremanera, el croata Goran Parlov.

Llenas de una expresividad plástica que las claras limitaciones de Dillon no cubrían, Parlov ha sido el elegido por Ennis para su nuevo proyecto dentro de la línea MAX, un acercamiento como sólo el irlandés puede hacerlo a la figura del mejor espía de la historia del Universo Marvel: Nick Furia.

Anunciada por Panini de cara al próximo mes de marzo, ‘Fury MAX‘ es una lectura que auna el sentido de la violencia y los personajes extremos que se han convertido en parte inseparable de la “marca” Ennis con un ramalazo político que el guionista no había explorado de forma tan intensa hasta este momento.

‘Hawkeye’, de Matt Fraction, David Aja y Javier Pulido

Hawkeye

A la luz de la buena acogida que el personaje había tenido en el fandom tras el estreno de ‘Los Vengadores‘ de Joss Whedon, era muy evidente que Marvel iba a intentar sacar provecho como fuera al renovado interés que planeaba sobre Clint Burton.

Las más que normales reticencias a lo que tan obvia maniobra comercial fuera a poder ofrecer se esfumaban, primero, con el anuncio del equipo creativo: Matt Fraction (uno de los nuevos niños mimados de la editorial) y nuestro David Aja; y, segundo, con la lectura del primer y espléndido número.

A la hora de acercarse a ‘Hawkeye‘ hay que olvidarse de todo aquello que creamos que vamos a encontrar en un tebeo de superhéroes. Para empeza, porque Burton carece de poderes y eso es algo que Fraction tiene muy claro pero, sobre todo, porque el guionista ha decidido pasárselo bomba escribiendo la serie y el tono humorístico de la misma se mezcla a la perfección con un sentido de la aventura como hacía mucho tiempo que no veíamos en un cómic Marvel.

Y qué decir de lo que Aja y Pulido (que ha dibujado dos números hasta el momento) han desarrollado. Dejémoslo en que ambos, sin excepción, han afianzado tanto su forma de narrar que estamos, sin duda, ante lo mejor que les hemos visto desde que iniciaran su andadura. Y eso no es moco de pavo.

‘Planetoid’, de Ken Garing

Planetoid

Alternativa clara a lo que los consolidados universos de DC y Marvel son capaces de ofrecer mes a mes al lector que no lleve toda la vida siguiendo sus series, Image ha pasado de ser el refugio de aquellos rebeldes que la fundaron a convertirse en el sello capaz de albergar cualquier tipo de idea, por descabellada que esta sea.

Y no es que ‘Planetoid‘ se adhiera a ese sentido de lo descabellado que si albergan algunos productos de la editorial, pero sí es innegable que esta historia de ciencia-ficción con ecos de mitología no hubiera tenido fácil acomodo en ninguna de las dos majors.

En los cuatro números que hasta ahora ha podido sacar Ken Garing desde que el primero apareciera en junio del pasado año (la periodicidad no es el fuerte de las series de Image, desgraciadamente), hemos asistido al periplo de un naufrágo espacial en un planeta máquina que encierra mortales secretos. De dibujo efectivo y discurrir pausado, ‘Planetoid’ es una de esas series que siempre deja con ganas de más.

‘Punk rock Jesus’, de Sean Murphy

Punk rock Jesus

De haber aparecido por nuestro mercado durante el año que acaba de finalizar, ‘Punk rock Jesus‘ se habría colocado con una facilidad pasmosa no sólo en ese top 25 que os ofrecíamos la pasada semana, sino en una de las mejores tres series que han visto la luz en 2012.

Sean Murphy, dibujante de títulos como ‘Joe the barbarian‘ o la brutal ‘American vampire: survival of the fittest‘ ya había hecho sus pinitos como autor completo en ‘Off road‘ una simpática aventura de tres amigos y un todo terreno publicada en nuestro país por Dib-buks en 2006.

Pero ni éste último, ni los dos citados trabajos anteriores podían preparanos para lo que el artista nos tenía reservados para esta historia sobre religión, inmaculada concepción, reality shows, corporaciones, IRA y rock que es ‘Punk rock Jesus’. Y si os habéis quedado a cuadros con lo que Murphy mezcla en la trama del cómic, preparáos para lo que se os viene encima cuando acometáis su lectura.

‘World’s finest: Huntress/Power Girl’, de Paul Levitz, George Pérez y Kevin Maguire

Worlds' finest

Las nuevas 52 no han supuesto el gran cambio de dirección editorial que DC nos hizo creer que iba a ser cuando lo anunció en verano de 2011. En lugar de ello, lo que casa de Superman y Batman ha hecho es perpetuar el inane carácter de la mayoría de sus productos y, al final, sólo los que antes del reinicio se salvaban de la quema, siguen haciéndolo (más o menos) después de él.

Aún así, es posible encontrar honrosas excepciones a tal regla, y si Alberto os recomendaba el otro día ‘Earth 2‘ yo tengo que hacer lo propio con esta ‘Worlds’ finest‘ una serie que, tan sólo por su dibujo, ya vale la pena leer mes a mes. Y es que no todos los días se puede contar con George Pérez y Kevin Maguire para embellecer de forma conjunta las páginas de una serie mensual.

Narrando las aventuras de las nuevas Cazadora y Power Girl, Levitz ha dado en el clavo al alternar el tiempo presente de las heroínas con el pasado más inmediato, aclarando en esta segunda línea temporal como ambas se las apañaron al llegar a la Tierra-1 desde la Tierra-2.

Con George Pérez encargándose con su habitual maestría del tiempo presente, lo que hace realmente imprescindible este cómic es el retorno por la puerta grande de un Maguire que se reencuentra con su yo de los 90 (ese que nos dejó sus espléndidos trabajos en la ‘Liga de la Justicia’, los dos primeros prestigios de ‘Capitán América’ o la muy simpática ‘Strikeback’) para firmar unas páginas estupendas.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en