‘100% Marvel HC Veneno: Noches de Venganza / Guerra de Simbiontes’, macarrismo a lo grande

Llevamos ya una larga temporada en la que nos visitan obras aparecidas en la lejana y polémica década de los noventa. Unos días oscuros en los que hacer tebeos buenos era poco más que una utopía. Sí, aparecieron algunas obras que se salvaban de la quema pero, la inmensa mayoría, eran un tanto reguleras, siendo relativamente generosos. Dejando aparcada un poco la calidad del producto en cuestión, entraba en juego otro factor determinante a la hora de disfrutar del producto: el interés por el personaje protagonista. Sí, el gusto personal de cada lector era un fuerte indicativo de hacia dónde se dirigía el mercado, ya saben, muchos tipos musculosos y duros como una roca que solventaban todos los problemas a golpe de…bueno, eso, a golpes. Un clarísimo ejemplo de todo esto es el personaje del que hoy nos ocupamos, el simbionte más famoso de todo el Noveno Arte, el famoso traje negro de Spiderman, es mancha de alquitrán viviente que tan buenos momentos nos ha hecho pasar.

¿Lo han adivinado ya? Este ‘100% Marvel HC Veneno: Noches de Venganza / Guerra de Simbiontes’ contiene dos miniseries de este villano querido y admirado por todos. Quizás esa sea la excusa necesaria (el ser un personaje “maloso” al que no se le ve la maldad de manera evidente) que proporciona la atracción suficiente como para que aparecieron tantísimas colecciones con su nombre impreso en la portada. Las dos contenidas en este volumen, ambas de cuatro números USA, son de lo más reseñable de Veneno, dos arcos argumentales que harán las delicias de sus seguidores, recientes y veteranos, puesto que no han envejecido del todo mal. En la primera de ellas nos vamos a encontrar una aventura en la que nuestro querido amigo formará equipo con Venganza, otro exceso argumental de la Marvel de los noventa que deja al Motorista Fantasma a la altura de un Oso Amoroso. No falta de nada en esta buddie movie aviñetada: una raza alienígena dando cacería a nuestros antihéroes, un virus tecno-orgánico, mercenarios con muy malas pulgas, acción a troche y moche, y, continuas referencias a un clásico del celuloide como es “Depredador”.

Para disfrutar al máximo de la segunda historia se recomienda hacer una lectura previa, en concreto el Spiderman Volumen 2 Número 7 de Forum, un volumen en el que se nos pone sobre aviso acerca de la nueva situación de Eddie Brock, separado de su colega simbionte y retenido por el gobierno en unas instalaciones. Uno de los puntos más atractivos de “Guerra de Simbiontes” es la presencia de cinco “bicharracos” más que se habían dado por desaparecidos en “Protector Letal”. La mente pensante tras estos guiones no es otro que Howard Mackie que hace un trabajo magnífico a la hora de dar voz a la ingente cantidad de personajes que maneja. Buenos diálogos si lo que se busca son conversaciones llenas de bravuconería acompañada de  frases lapidarias y una narrativa algo más torpe, nada importante si sabemos lo que tenemos entre manos. Contará con dos dibujantes de esos que han hecho todo tipo de trabajos y encargos de última hora para salvar a la editorial de infinitos marrones: Ron Lim y Ron Randall. Estilos académicos que huyen de las florituras gratuitas pero que resultan tremendamente efectivos en el resultado final. Todas estas referencias que Panini nos está trayendo últimamente se deben al ya lejano estreno de la versión cinematográfica protagonizada por Tom Hardy. No hay mal que por bien no venga ya que, de otra forma, no podríamos estar disfrutando de este material. Y que no pare la cosa.

[Grade — 7.50]

100% Marvel HC Veneno: Noches de Venganza / Guerra de Simbiontes

  • Autores:V.V.A.A.
  • Editorial:Panini Comics
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 208 páginas
  • Precio: 22.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.