10 Superhéroes con problemas en la cama, 2ª Parte

Continuamos nuestro repaso a las disfunciones sexuales de los superhéroes con los cinco que encabezan tan particular ranking. Si en el anterior artículo cubrimos el espectro menos conocido (Hancock, Spiderman, Beauty, Deadman, Espectro y El Hombre Negativo), ahora vamos a hablar de los verdaderos pesos pesados de la castidad comiquera (por más que les pese): Flash, Hulk, Pícara, La Cosa y Superman.

¿Preparados? Pues seguid leyendo y veréis…

5. Flash

Cualquiera de los cuatro hombres que han llegado a ser conocidos bajo la identidad de Flash tenían el mismo poder: una velocidad y reflejos sobrehumanos. Aunque en principio todos ellos han sido capaces de controlar esta inyección de velocidad a voluntad, no puedo evitar plantearme si llegado el momento de la verdad podrían mantener el listón bien alto esquivando cualquier posible problema de eyaculación precoz. Y claro, es imposible hacer bromas estando la serie de televisión protagonizada por John Wesley (más conocido por su papel en Dawson Crece).

4. Hulk

El caso de Bruce Banner es especialmente peliagudo. Por un lado podríamos pensar que en su forma humana es perfectamente capaz de mantener una relación sana (nunca mejor dicho) con una chica, pero como podremos ver en la nueva película de Hulk que se estrenará la próxima semana, las cosas no son tan sencillas. En la película, Banner se encontrará en la habitación de un motel con Betty y comenzarán a hacer lo que los jóvenes suelen hacer en las habitaciones de motel, sin embargo, pronto se da cuenta de que está a punto de ventilarse a Liv Tyler y eso es demasiado para él; pierde el control y termina teniendo que apartarse de ella justo a tiempo antes de transformarse en Hulk. Así que sí, cualquier tipo de excitación sexual implica la salida a flote de Hulk.

En este estado, tenemos varios referentes en la serie regular como para obtener algo más de información: En el nº300 Bruce pierde por completo el control y Hulk se vuelve completamente loco comenzando a destruir medio Nueva York en el proceso así que Eros intenta calmarlo utilizando su habilidad para emitir ondas psíquicas de placer. ¿El resultado? Bueno, digamos que aprendió del modo más duro que no debes intentar excitar aún más a Hulk cuando se encuentra en mitad de un ataque de furia. En el nº400 Hulk termina quedándose completamente desnudo y Líder, su «mayor» archienemigo, se encarga de remarcar lo bien dotado que está, algo que a menos que seas Caiera en Planet Hulk seguro que tiene que hacer bastante pupa en una terrícola.

3. Pícara

Pobre Pícara. Consiguió tener el pelo tan chulo como el de Susan Sontag, un traje ajustado con el que lucir palmito y hasta meter en vereda a Gambito para que fuese su novio… pero nunca podrá tocar a nadie sin robarle sus poderes/vida/dinero. Solo hace falta ver las películas de X-Men para darse cuenta de las frustraciones que arrastra esta chica con este tema aunque ya podría pedirle al profesor Charles Xavier que instalase un dispensador de preservativos en el pasillo de la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos. Tal vez si son suficientemente gruesos…

2. La Cosa

En el número dos, Ben Grimm de los Cuatro Fantásticos, uno de los ejemplos más penosos que podemos encontrar. No solo tiene que vivir con la desdicha de su apariencia monstruosa (que a diferencia de Bruce Banner no puede «desactivar») sino que además, debajo de esos calzoncillos azules tan solo hay un montón de piedras. Para colmo, su novia Alicia tuvo la delicadeza de abandonarle por Johnny Storm, la Antorcha Humana (evitaré cualquier broma sobre el origen de su temperatura corporal) y dejar bien clarito que era la primera vez en años que tenía «algo de acción». Pobre Ben.

1. Superman

Como no podía ser de otro modo, nuestro número uno va para el hombre de acero. No voy a hablar de lo peligrosa que es su superfuerza, ni de la resistencia de las trompas de Falopio de las humanas, ni, por supuesto, de posibles condones de criptonita. Para eso ya tenemos a Kevin Smith y Mallrats:

Vía | Io9
En Zona Fandom | 10 Superhéroes con problemas en la cama, 1ª Parte

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en