‘Where the Wild Things Are’, la nueva fantasía de Spike Jonze

Where the Wild Things Are

Hay veces que los cuentos infantiles dan el salto a la gran pantalla, y se convierten en delicias visuales para los amantes de la fantasía de cualquier edad. Las últimas entregas de Harry Potter, ‘Una serie de catastróficas desdichas’, o la menos afortunada ‘Las Crónicas de Spiderwick’ son sólo algunos ejemplos. Spike Jonze nos va a traer otra fantasía con muy buena pinta, ‘Where the Wild Things Are’.

El cuento, que aquí se tradujo como ‘Donde viven los monstruos‘, relata las andanzas de un chaval algo rebelde e indisciplinado, pero con una imaginación desbordante capaz de crear un mundo en el que monstruos gigantescos le honran como rey. Jonze ha querido plasmar esas criaturas a medio camino entre el peluche y la bestia, con resultados más que interesantes a simple vista.

Creo que el primer tráiler, unas cuantas imágenes y el póster son más que suficientes para que os pique la curiosidad, tal y como me ha sucedido a mi. Eso, y la preciosa ‘Wake up’ de Arcade Fire que acompaña al vídeo… una delicia.

Pese a que la película se estrenará en octubre, los sabios responsables de la industria cinematográfica patria han estimado mucho más adecuado para todos nosotros que no sea hasta las navidades cuando se estrene en salas españolas, en una maniobra clara para fomentar el uso de redes P2P y el visionado de esta cinta en su versión original, huyendo así de doblajes que pudieran mancillar aunque sea levemente la visión del director.

Poster de Where the Wild Things Are

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

wild-01.jpg
wild-02.jpg
wild-03.jpg
wild-04.jpg
wild-05.jpg
wild-06.jpg

Vía | Trailer Addict
En Blog de Cine | Más información sobre Where the Wild Things Are

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en