‘Un gato en París’ [Oscars Animación 2012]

Un gato en París

El domingo 26, de madrugada, se celebrará en Hollywood, California la 83ª Ceremonia de entrega de los Premios de la Academia de Cine de EEUU, los Oscar. Entre la multitud de premios que se entregan en la gran noche del cine a nivel mundial se encuentra la categoría de mejor película de animación, donde cinco películas se enfrentarán para ver quien se lleva la estatuilla dorada. Aprovechando la ocasión en Zona Fandom hemos decidido hacer un pequeño especial en el que repasaremos cada una de las películas nominadas a mejor largometraje de animación: ‘El gato con botas’, ‘Kung Fu Panda 2’, ‘Rango’, ‘Chico & Rita’ y la que inaugura este especial: ‘Un gato en París‘.

‘Un gato en Paris’ (‘Une vie de chat’, literalmente Una vida de gato) es una película ideada por Alain Gagnol, cineasta especializado en el campo de la animación y que ha hecho sus pinitos con cortos como ‘Mauvais Temps’. Acompañando a Gagnol nos encontramos con Jean-Loupe Felicioli (codirector) y Jacques-Remy Girard (coguionista), ambos colaboradores habituales y compañeros en el estudio de animación Folimage.

La historia gira en torno a un gato, bueno, más bien a cómo un gato es el nexo de unión entre un ladrón muy sigiloso y una niña, Zoe, traumatizada por la muerte de su padre policía. De día, el gato convive con esta familia, cuya madre, policía también, está decidida a detener al enemigo público número uno Victor Costa y su banda, especializados en robos en museos. De noche el gato acompaña a Nico, un ladrón que recorre París a través de sus tejados. El destino (en forma de gato, claro) querrá que las tres facciones de esta historia se encuentren.

‘Un gato en París’, estupenda y deliciosa

Gato y Nico

‘Un gato en París’ cuenta una historia en el fondo muy lineal. Pero como hemos aprendido durante años lo importante no es lo que cuentan sino cómo lo cuentan, y esta película está muy bien escrita. Quizás no es la película «más adulta» entre las nominadas, pero tampoco es completamente infantil (o, por lo menos no es para niños tontos). Tiene el tono justo que requiere la historia, que además va al grano, sin la típica paja de relleno hasta que empieza la verdadera trama. No es para menos teniendo en cuenta que el metraje no llega a una hora, circunstancia que hace que ‘Un gato en París’ se te haga corta.

Destaca, a su vez, el apartado gráfico, que no se pliega a lo que podríamos considerar cánones de la animación. Ni es algo «realista» ni va completamente hacia el cartoon. El dibujo de ‘Un gato en París’ me recuerda algo al arte francés de finales del siglo XIX, estilo que aún hoy sirve de influencia a multitud de obras y bande dessinées. Tras la nota gafapasta de turno, comentar que es un estilo que choca bastante ya que las perspectivas de los fondos y los personajes no siempre cuadraban, y en todo momento daba la sensación de que la animación no estaba bien integrada.

Pero vamos, independientemente de este fallo, creo que ‘Un gato en París’ es una gran película, no solo eso sino que tiene, además, un par de escenas en el que exprimen inteligentemente las características de esta disciplina. De destacar es también la banda sonora, que mezcla la música «típicamente parisina» con momentos más épicos. La pieza principal, de hecho, me recordaba mucho a Danny Elfman y su Batman, un parecido curioso teniendo en cuenta de qué película estamos hablando.

En definitiva ‘Un gato en París’ es una delicia de película. Quizás no es tan potente visualmente ni tán épica como otras pero es una cinta que disfrutas (y se deja disfrutar) bastante. Una película bastante recomendable y una clara candidata de llevarse el Oscar el domingo 26.

FICHA TÉCNICA: Un gato en París
  • Dirección: Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli
  • Guión: Alain Gagnol y Jacques-Remy Girard
  • Género: Animación, acción
  • Duración: 60 minutos
Review Gato en París. 4 Estrellas

En Zona Fandom | Especial Oscars de Animación

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en