‘Thor: El mundo oscuro’, un retorno cinematográfico más épico y ambicioso

thor03

Durante el metraje de la primera peli dijimos adiós al Thor prepotente e impulsivo para saludar al nuevo Dios del Trueno, más sabio, comedido y digno de sus poderes, después de que aprendiera las valiosas lecciones vitales que todo héroe debe asimilar antes de ponerse a repartir estopa entre sus enemigos. Una vez superado el trámite de explicarnos la forja del héroe y de presentarnos los escenarios y secundarios recurrentes de sus peripecias, la segunda película de Thor tenía vía libre para ir rápidamente al grano y aspirar a obtener un resultado más intenso que el de su predecesora.

Pese a ello, en ‘El mundo oscuro’ no se ha querido forzar la máquina y la acción tarda un poco en arrancar. De hecho, cuando conocemos por primera vez los vengativos planes de Malekith y su horda de elfos oscuros, los malosos de esta entrega, nos entra la inquietud de que todo parece cortado por el mismo patrón que la trama de la primera película. A saber: una raza de seres resentidos que habitan un mundo en constante penumbra para ahorrar en la factura de la luz, y que para llevar a cabo su venganza necesitan recuperar un arma primigenia que les fue arrebatada tras su derrota a manos de los asgardianos. ¿Os suena a la premisa usada con ciertos gigantes de hielo?

thor04

Por suerte, este temor se va desvaneciendo conforme avanzamos en el metraje y descubrimos que aunque los ingredientes utilizados para ‘El mundo oscuro’ son muy parecidos a los de la primera peli, el resultado final resulta mucho más épico y absorbente. Para empezar, todo aquello que ya nos llamó la atención en la primera entrega, aquí se desarrolla mucho más: la recreación de Asgard es magnífica y alberga algunos de los momentos de acción más memorables del filme; el temor que inspira Malekith lo convierte en un enemigo mucho más peligroso y convincente; y Loki nos sigue fascinando e inquietando desde su primera aparición, con un Tom Hiddleston que vuelve a bordar su papel. De hecho, la principal gracia del personaje en esta entrega radica en el hecho de que Thor necesita su ayuda para derrotar a Malekith, con lo que su papel en la trama pasa de las sombras a la primera línea, donde no podemos dejar de mirarle siempre de reojo para tratar de desentrañar qué nuevas triquiñuelas se trae entre manos.

Desde el punto de vista interpretativo, Chris Hemsworth me ha resultado mucho más convincente y seguro en su encarnación del Dios del Trueno. Se le ve mucho más a gusto con el personaje y eso permite que nos identifiquemos mejor con él y que nos transmita mejor sus emociones, sobre todo en uno de los pasajes más potentes de la trama que prefiero no revelar aquí. Lo que sigue sin convencerme es su relación con Jane Foster, el personaje de Natalie Portman, en la que no percibo la más mínima química. Algo en lo que influye que Portman no esté muy inspirada en comparación con otros papeles suyos, aunque tampoco ayuda mucho que el personaje esté tratado de una forma tan poco interesante por los guionistas. En cuanto al resto de personajes secundarios, con Odín (Anthony Hopkins) a la cabeza, su influencia no deja de ser anecdótica frente a las verdaderas estrellas de la función: Thor y Loki. Son ellos quienes centran en todo momento nuestra atención.

thor02

Pese a que ‘El mundo oscuro’ no suponga un paso de gigante con respecto a la primera entrega, ha sabido mejorar lo que ya funcionaba en ella y suavizar algunos de sus defectos (uno de los más molestos, el de los chistes malos; aquí quedan algunos, pero son más divertidos). También nos ha dejado un acabado visual mucho más impresionante que fortalece el impacto y la intensidad de las secuencias de acción. Además, explora bien los conflictos entre algunos de los personajes y finaliza con un cliffhanger (en realidad dos, si contamos con la primera secuencia post-créditos) que nos deja hambrientos por ver la tercera parte. Si Alan Taylor (que sustituía a Kenneth Branagh en las labores de dirección) repite en ese proyecto, es posible que arriesgue un poco más, saliéndose del esquema narrativo del primer filme, y consiga al fin que Thor tenga una cinta que no sea solo una buena película de superhéroes, como es este caso, sino que tenga esa chispa adicional que lo convierta en un referente para el cine marvelita.

Thor: El mundo oscuro

7Épica
  • Dirección: Alan Taylor
  • Guión: C. Yost, C. Markus, S. McFeely, R. Rodat y D. Payne
  • Intérpretes: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Tom Hiddleston, Anthony Hopkins
  • Productora: Marvel Entertainment / Marvel Studios
  • Estreno: 31 de octubre

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Me alegro de que esta película sea mejor porque la anterior fue desastrosa. Y no lo digo como fan de Thor ya que no estoy muy metido en el mundo de los comics, sino como mero espectador.

    Lo único bueno es recordar esos momentos en los que hacíamos bromas con Edris Elba como el guardián del Puente del Arcoiris xDD.

    PD: Que bien le sienta a Natalie Portman esa armadura asgaardiana. Qué demonios, si le sienta bien todo.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.