‘The Zero Theorem’: Terry Gilliam se embarca en una nueva distopia

Terry Gilliam

Terry Gilliam, director de culto, miembro de Monthy Phyton, persona de suerte incierta, capaz de lo mejor y de lo raruno (me parece que “peor” sobra aquí), vuelve a la acción. Y como nos tiene ya acostumbrados, no es con uno de sus proyectos malditos/esperados, como ‘The Man Who Killed Don Quixote’, o la adaptación de ‘Buenos Presagios’.

Se trata de ‘The Zero Theorem’, una nueva película distópica, género en el que el director ha demostrado encontrarse muy cómodo en anteriores ocasiones, como en la soberbia ‘Doce Monos’, o en la clásica ‘Brazil’.

Este nuevo proyecto tiene guión, obra de Pat Rushin, que narra la historia de Qohen Leth, al que dará vida Christoph Waltz. El protagonista es un experto en ordenadores, que vive de forma aislada en un mundo distópico, orwelliano, en el que su único contacto con otros seres vivos son Bob y Bainsley, la que no deja de ofrecerse para encuentros sexuales virtuales.

Tras un punto de inflexión en su rutinaria vida, Qohen decidirá encontrar el sentido de la existencia, para lo cual deberá hallar resolver la credibilidad del Teorema Cero, al que hace referencia el título de la cinta.

El rodaje comienza el próximo 22 de octubre, climatología y suerte mediante. Será en Rumanía, donde rodar es excepcionalmente económico. ¿Serán los hados propicios? ¿Nos ofrecerá Gilliam una de sus grandes idas de olla? Es de esperar que sí, y que además esa ida de olla sea una gran película.

Vía | Blog de Cine
En ZonaFandom | ‘Brazil’, Especial Cine Distópico, ‘Buenos Presagios’ será adaptada como serie de televisión

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en