The Queens of Langkasuka: Batallas épicas procedentes de Tailandia

¿Os imagináis una película que combine legendarias criaturas marinas, cientos de piratas, magia a raudales y un montón de combates de artes marciales? Pues estos son los ingredientes principales de The Queens of Langkasuka, la nueva película de fantasía épica del director tailandés Nonzee Nimibutr (responsable del segmento The Wheel de la película de terror Three Extremes 2).

En el lejano reino de Lagkasuka, sus tres princesas tendrán que hacer frente al ataque de los príncipes de las dinastías vecinas, más poderosos que nunca tras formar una alianza con los piratas rebeldes y obtener una poderosa arma. Pero las princesas tampoco estarán solas ya que contarán con la ayuda de un mago y un maestro cañonero procedente de China para detener la invasión en ciernes.

La película está producida por Sahamongkol Film International, la compañía responsable de cintas de artes marciales tan conocidas como Ong-Bak, The Protector o, más recientemente, El Reino Prohibido (con Jet Li y Jackie Chan), y se estrenará en los cines tailandeses el próximo 12 de agosto. Por suerte, tras su paso por el pasado Festival de Cannes, cosechó un gran interés por parte de los distribuidores internacionales por lo que es bastante probable que la lleguemos a ver por estos lares.

Trailer final

Teaser (con algunos efectos CG inacabados)

Y para terminar, una curiosidad: La película se planteó como una trilogía titulaba inicialmente como The Queens of Pattani, pero decidieron cambiarle el nombre en el último momento para evitar cualquier alusión política a los diversos grupos que luchan por la independencia del estado tailandés de Pattani.

Vídeo | Youtube

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en