‘Spartacus: Blood and Sand’, sangre, arena, sexo y más sangre

Spartacus Blood and Sand Espartaco sangre y arena Canal+ romanos 300

¿Os gustó la película ‘Espartaco’ de Stanley Kubrick? Pues probablemente estáis en el sitio equivocado. ‘Spartacus: Blood and Sand’, anunciada como la serie más polémica del año, se presenta como una versión caricaturizada del personaje histórico que puso en jaque al imperio romano. Traicionado por estos y convertido en esclavo, Spartacus encuentra su única opción de venganza en abrazar su destino como gladiador, sobreviviendo, acumulando fuerzas y destreza hasta encontrar el momento adecuado en el que cobrarse la vida de aquellos que lo separaron de su patria y de la mujer que amaba.

Creada por Steven S. DeKnight (‘Smallville’, ‘Buffy’) para el canal de pago Starz (‘Crash. La serie’) con el mismísimo Sam Raimi (‘Spiderman’, ‘Evil Dead’) en la producción, ‘Spartacus: Blood and Sand’ está protagonizada por el australiano Andy Whitfield (‘Las hermanas McLeod’) quien junto a Lucy Lawless (‘Xena: La princesa guerrera’), John Hannah (‘La Momia’, ‘Cuatro bodas y un funeral’) y Peter Mensah (‘300’, ‘El increíble Hulk’) completa un reparto que pone toda la carne en el asador, al menos en lo que a sangre, erotismo y épica se refiere.

Spartacus conoce a Leonidas

Si os gustó la adaptación cinematográfica de ‘300’, la novela gráfica de Frank Miller convertida en un logrado cómic en movimiento por Zack Snyder, sin duda esta es vuestra serie. No solo por copiar sin pudor cada uno de los ingredientes estéticos de esta, sino por llevarla un paso más allá en lo que a sordidez se refiere. No encontraréis más amputaciones, más sangre, y más secuencias de sexo en ninguna otra producción pasada o presente y si el público masculino es recompensado con un nutrido elenco de ninfas, el femenino tampoco puede quejarse ante la visión de no pocos desnudos frontales.

En España es Canal+ la cadena que se ha atrevido con su emisión bajo el título mixto de ‘Spartacus: Sangre y arena’ (el quinto episodio se estrenará este mismo jueves) mientras que en los EE.UU., ya concluida su primera temporada, han comenzado la producción de una precuela para enero del próximo año para mantener al interés del público y el equipo reunido mientras que el protagonista de la historia principal, Andy Whitfield, se recupera (esperemos sin mayores complicaciones) del cáncer que le fue diagnosticado meses atrás. Todo parece indicar que esta miniserie de seis episodios volverá a situarnos en la ludus de Batiatus, dejando la continuación de los acontecimientos con los que concluye Sangre y arena para el momento en que sea posible rodar su segunda temporada, también confirmada, y que recibirá el título de ‘Spartacus: Vengeance’.

Puede que Spartacus no sea una serie sobresaliente pero desde luego entretiene, aportando de paso nuestra libra de carne (en los dos sentidos), algo que bastante refrescante considerando hasta qué punto suele escasear esto en la televisión (y el cine) especialmente cuando hablamos de un producto procedente de los EE.UU. Aquí, desde luego ese no será el problema.

Sitio oficial | Spartacus: Blood and Sand
En ¡Vaya Tele! | ‘Spartacus’, violencia, sexo y efectos digitales

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en