SDCCI 2008: Disney, sin ideas, presenta Tron 2

Motos de Luz en Tron

Vemos desde el cielo una gran ciudad, y salto a un juego multiplanar de ciber-realidad. Un hombre con barba vestido con un traje de batalla azul y negro entra en plano, ocultándose de su enemigo: un motero acorazado cuya cara está oculta por un casco. El hombre con barba se enfrenta a su oponente en una persecución con las clásicas motos de luz a través de varios circuitos.

Justo cuando el hombre con barba piensa que se ha librado del otro, el motero reaparece frente a él. El hombre con barba grita y choca contra la estela de su oponente, desapareciendo en un muro de luz multicolor. Su moto de luz destrozada, su cuerpo tumbado, mientras el otro motero se acerca a él.

Salto al mundo real. Y allí está Jeff Bridges de nuevo, con unos cuantos años más, de nuevo en la piel de Kevin Flynn. Se le ve levantarse en una habitación de realidad virtual y sujetando un dispositivo en su mano.

Volvemos de nuevo al mundo virtual, y al motorista vencedor quitarse el casco… y se trata de Bridges. Su oponente apenas susurra «Pero si sólo es un juego…», y Jeff responde «Ya no». Las letras ‘TR2N‘ sobre fondo negro y fin del tráiler de la que será la secuela sorpresa de la mítica TRON. Digo sorpresa porque nadie se esperaba un tráiler en esta feria, pero había rumores firmes desde 2005.

Eso es lo que pudieron ver los asistentes de la Comic Con de San Diego en el stand de Disney, que las únicas ideas innovadoras que ha lanzado en 20 años son fruto de su absorbida Pixar. ¿Hacía falta? Para nada. ¿Será interesante? Lo dudo. ¿Es un remake? Espero que no. ¿Es una secuela? Peor. En realidad, dada la línea de Disney, cualquier película que haya salido de estos estudios tendrá previsiblemente 3 secuelas directas a DVD en menos de diez años, y si no al tiempo.

En cuanto encontremos el vídeo os lo pondremos, pero por ahora sólo disponemos de transcripciones de lo visto.

Vía | IGN
En Zona Fandom | Todo sobre la San Diego Comic Con 2008

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en