‘Rompe Ralph’ puro amor a la cultura gamer

Rompe Ralph

Después de que ‘Brave’ no dejase en muy buen lugar a Pixar debido a un guión cogido por los pelos y dejándose llevar únicamente por el apartado artístico como ya comenté en en su reseña, este era el año de Disney para sacar una gran película que triunfe estas navidades. La apuesta esta vez es ‘Rompe Ralph’, que desde que se mostrasen las primeras imágenes había despertado muchas expectativas en el público.

Una vez vista se puede confirmar nada más salir de la proyección que se cumple todo lo que se espera de esta película, y lo hace con creces, pues tiene todos los factores para ser considerada una de las mejores obras de Disney que jamás se han hecho, aunque sin duda no sería de las más altas posiciones. Con esta producción demuestran ser capaces de mantener el encanto y la ternura propia de Disney y adaptarse a unos nuevos tiempos donde se deben enfocar de otra manera.

Rompe Ralph

Ya no quiero ser el malo

Ralph es el protagonista de una recreativa que lleva 30 años en activo, Fix it Felix Jr., y siempre ha sido el malo. No es que le desagrade ser el malo, le gusta romper cosas y lo hace bien, pero no recibe el suficiente aprecio por parte del resto de personajes del juego. En la fiesta de aniversario de su juego las cosas se tuercen y sus compañeros demuestran no sentir el menor aprecio por él a pesar de estar trabajando durante tanto tiempo juntos.

En un ataque de rabia y de desesperación, Ralph decide irse de su juego para entrar en el shooter Hero’s Duty para intentar conseguir una medalla y demostrar a sus compañeros que él también puede ser el héroe. Tras un suceso extraño acaba en el juego de carreras Sugar Rush, donde Vanellope von Sweetz, un bug en el juego, le roba la medalla y lo usa para entrar en una carrera para llegar a ser un personaje jugable. Sin embargo, en la máquina de Ralph ven que éste no está y corren el riesgo de ser desenchufados y Fix it Felix Jr decide ir en su búsqueda para arreglarlo todo.

Rompe Ralph

Redondo a pesar del amor al píxel

Podemos decir sin ningún remordimiento que esta película es perfecta en su concepto y desarrollo, sin ninguna escena que sobre o nos parezca fuera de tono. Las partes más dulces se combinan perfectamente con las escenas de acción y las humor, sin nada que falle. Absolutamente todo diálogo importa y está cuidado para llevar correctamente en el transcurso de la historia.

Un apartado llevado a la perfección son las diversas subtramas que aparecen, tanto las dedicadas de Félix y Vanellope, como aquellas que se entrelazan alrededor de la búsqueda de Ralph de la aceptación de sus compañeros. No dejan de lado situaciones tópicas, como el momento en el que cree haber ganado y descubre que su deseo de aprecio provoca que casi acabe con la vida del resto de sus amigos.

Rompe Ralph

Uno de los puntos donde los amantes de los videojuegos nos podríamos poner más tensos es con el tema de los innumerables cameos de diversos personajes, donde se destacan Bowser, Zangief, Qbert y Sonic. Muchos se preguntaban que no estuviese Mario, pero vista la película, el incluirlo no ayudaría demasiado, pues todo cameo es perfecto allá donde está.

Con todo esto, podemos debatir si adjudicar a ‘Rompe Ralph’ el título de mejor película navideña de este año, compitiendo con la obra de dreamwork ‘El origen de los guardianes’ que tanto le gustó a mi compañero Sergio. Como guinda en el pastel, destacar el corto Paperman que se muestra junto a la película, enternecedoramente bello, llevado a cabo de forma magistral, y que seguramente nos haga soltar una lagrimilla

FICHA TÉCNICA: Rompe Ralph
  • Director: Rich Moore
  • Productores: John Lasseter, Monica Lago-Kaytis y Clark Spencer
  • Duración:90 minutos
Rompe Ralph

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en