Ridley Scott asegura que los últimos 8 minutos de ‘Prometheus’ conectarán con el «ADN» de ‘Alien’

Prometheus

Esto empieza mosquearme. La que nació como una precuela del clásico de la ciencia ficción y el terror de 1979 ‘Alien, el octavo pasajero’ y más tarde se convirtió en una historia independiente aunque ambientada en mismo universo con el “ADN” de las películas de Alien, finalmente parece que no tendrá nada que ver… al menos hasta llegar a los últimos ocho minutos de película, en los que apuesto a que aparecerá sin duda el space jockey de la imagen de arriba.

En una reciente entrevista con el Wall Street Journal, el director Ridley Scott ha aclarado que los ocho minutos finales de ‘Prometheus’ evolucionarán en un ejemplo “muy bueno del ADN del primer Alien”. Más interesante son los apuntes referentes al título de la película, directamente ligado al mito griego de Prometeo (que robó el fuego de los dioses para entregárselo a los hombres y fue castigado por Zeus a sufrir el tormento eterno de que un águila le devorase el hígado durante el día y, al ser inmortal, que este volviese a crecerle cada noche). “El fuego es nuestra primera forma de tecnología.”, asegura Scott, por lo que tomando el fuego, el ser superior es castigado “perpetuamente de una manera horrible”.

Se confirma también que Sigourney Weaver no realizará ningún cameo como Ripley, y que aunque Scott ha construido los decorados de todo lo que ha podido, también utilizará intensivamente los CGI, asegurando que está viviendo los mejores momentos durante un rodaje que ha pasado en años. La película se estrenará en 3D el 8 de junio de 2012 y contará con un reparto encabezado por Charlize Theron, Michael Fassbender, Noomi Rapace, Idris Elba y Guy Pearce.

Vía | Collider

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en