Purefold: cortos libres y colaborativos inspirados en Blade Runner

Escena de Blade Runner
Ridley y Tony Scott han presentado un nuevo proyecto que, cuanto menos, es original. Se han asociado a la productora independiente Ag8, o “silver eight”, para crear la franquicia ‘Purefold‘, basada en una de las obras maestras de Ridley, Blade Runner.

‘Purefold’ será, a primera vista, una serie de cortos pensados para la web inspirados en el oscuro futuro de Blade Runner, pero evitando cualquier referencia o implicación en su canon, para evitar conflictos de copyright. Pero ‘Purefold’ es bastante más que eso.

La clave del proyecto es que el contenido, y la propia franquicia, se ofrecen con una licencia Creative Commons 3.0, Atribución-Compartir Igual, muy similar a la que utilizamos en WeblogsSL. Eso quiere decir que tú puedes remezclar los cortos que se produzcan, que puedes distribuirlos, publicarlos o utilizarlos como quieras, siempre que mantengas una referencia a la propia franquicia y que lo compartas con la misma licencia.

Es uno de esos proyectos que no entiendes cómo no han hecho antes, y que dan esperanzas para pensar que los creadores de cine, o al menos alguno suelto, no está tan cerrado de mente como la industria cinematográfica o los ministerios de cultura, y que Internet sólo es un peligro si no eres capaz de ver y aprovechar sus inmensas posibilidades.

Rick Deckard en las calles de Los Ángeles, Blade Runner

El arco argumental girará alrededor de la pregunta “¿Qué significa ser humano?”, jugando con el concepto de empatía, al igual que en Blade Runner. En principio estarán implicados los talentos de la Ridley Scott Associate Films, buscando siempre el contacto directo del público a través de redes sociales, para que haya un feedback constante que haga crecer el proyecto.

La financiación será a través de marcas comerciales, que pondrán los fondos necesarios para que sus nombres aparezcan en los cortos. La idea no es que sea un simple “product placement”, si no que las marcas presenten sus prototipos futuros y prueben qué opinión reciben del público, pagando una cantidad fija, y con independencia de que el episodio tenga éxito o no.

Los cortos los rodarán directores con talento, formarán parte de una trama global, y el argumento se desarrollará con apoyo de las opiniones recibidas. Durarán de cinco a diez minutos, publicados en la web, aunque en función de cómo se desarrolle el tema, puede que se de el salto a la televisión o el cine.

Como curiosidad, el nombre de la productora es una referencia a la moneda española oficial de la época de Felipe V, el Real de a Ocho español. Esta moneda de plata (de ahí el “Ag 8”) fue “hackeada” por la piratería, que la dividía literalmente en cuartos para que fuera más manejable. Las “piezas de ocho” son la base del “cuarto de dólar americano”, y esta división la popularizó en buena parte de América. Teniendo en cuenta en qué consiste el proyecto, el nombre es perfecto: aprender de la mal llamada “piratería” para enriquecer el cine y crear beneficio.

Vía | Blog de Cine, donde el compañero Adrián se atreve a tildar de “sobrevalorada” a Blade Runner (¡ya se ha abierto la veda!)
Más información | Las Horas Perdidas, Mike Laurie
Sitio Oficial | Purefold en Ag8
En ZonaFandom | He visto cosas que no creerías

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en