Primeros bocetos e imágenes del rodaje de Star Wars

Boceto de la Estrella de la Muerte, reutilizado para Bespin City

Hoy toca momento nostalgia, con algunas imágenes del rodaje y bocetos muy primitivos de la saga de Star Wars. Risas, primeros diseños que fueron descartados o que se conservaron intactos, fotos de grupo, y George Lucas dando consejos al reparto. Las imágenes aparecen en el libro de J.W. Rinzler ‘The Making of Star Wars’.

Los bocetos los ha recopilado en su flickr Michael Heilemann, de Binary Bonsai. En algunos de ellos incluso se ve el diseño original que iba a tener el Halcón Milenario o la Estrella de la Muerte. La mayor parte de estos bocetos salieron del lápiz de Joe Johnston, que ahora va a dirigir Capitán América.

El Halcon Milenario original, llamado Nave Pirata, que se parece a una corbeta corelliana

Entre los bocetos hay muchas curiosidades. Por ejemplo, el Halcón Milenario (llamado «nave pirata») originalmente iba a parecerse bastante a una corbeta coreliana, como puede verse en la imagen de arriba. Y el diseño original de la Estrella de la Muerte fue reciclado, convirtiéndose en la Ciudad de las Nubes de Bespin, que es la que he usado de cabecera.

Y de las fotografías, me quedo con un par de ellas, a las que he titulado «Luke, be a Jedi tonight», en la que Lucas le explica a Mark Hamill cómo se sujeta una carabina blaster, y «Haz como si fuese una espada», en la que es Sir Alec Guiness el que observa cómo ha de empuñarse un sable de luz. Tenéis esta y otras muchas imágenes en las fuentes originales.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

Making-of-Star-Wars178.jpg
Making-of-Star-Wars200.jpg
328151793_ce3f21e59d.jpg
328151824_6e9298f3c0.jpg
328152172_ce8d71fa78.jpg
337875637_bd4aa58efe.jpg
3021016909_f7475e8da3.jpg

Más información | Flickr de Heilemann (bocetos) y Taringa (fotos)
En ZonaFandom | Usa la Fuerza

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en