‘Partly Cloudy’, el nuevo corto de Pixar

Todo el mundo sabe que a los bebés los traen las cigüeñas, pero ¿de dónde los traen? La respuesta está en la estratosfera, donde las nubes esculpen a los bebés y les dan vida. Gus es una solitaria, insegura y grisácea nube, pero también es todo un experto en la creación de bebés «peligrosos». Cocodrilos, puercoespines, carneros… las queridas creaciones de Gus son obras de arte, pero no hacen más que causar molestias a su socio en las entregas, la cigüeña Peck. Como las creaciones de Gus empiezan a ser cada vez más problemáticas, el trabajo de Peck se vuelve cada vez más y más duro. ¿Cómo se las apañará Peck para manejar tanto su peligrosa carga como el fogoso temperamento de su amigo?

Esta es en líneas generales la historia de Partly Cloudy (Parcialmente Nublado), el cortometraje de cerca de seis minutos que acompaña a Up en cines y que también está disponible desde hace unos días en la tienda iTunes de Apple. Desgraciadamente, pese a que su precio es más que asequible, 1,99 dólares, tan solo es posible adquirirlo con una cuenta estadounidense así que de momento la mayoría tendremos que conformarnos con disfrutar de sus primeros 30 segundos en el siguiente vídeo.

Promete, ¿verdad? Pues según las críticas es de los mejores cortos de Pixar hasta la fecha, lo que no es precisamente poco. Os dejo con una pequeña galería de imágenes con algunas capturas del corto, bocetos de producción y su director Peter Sohn, uno de los animadores de la casa.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

partlycloudy1.jpg
partlycloudy2.jpg
partlycloudy3.jpg
partlycloudy4.jpg
partlycloudy5.jpg
partlycloudy6.jpg
partlycloudy7.jpg
partlycloudy8.jpg
partlycloudy9.jpg

Sitio oficial | Partly Cloudy

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en