Palillos de Star Wars [Frikada de la Semana]

Chop Sabers Darth Vader ¿Fan de Star Wars y del sushi? ¡Enhorabuena! Por fin puedes combinar ambas pasiones, gracias a estos preciosos «Chop Sabers», palillos con forma de sables de luz.

Se presentan en tres modelos. Los dos primeros, «Luke’s Chop Saber» y «Darth Vader Chop Saber» tienen 22 cm de largo. Los paillos del tercer modelo, «Yoda’s Chop Saber», son algo más cortos, 17 cm, pues están pensado para niños (niños frikis, claro).

Además, cada juego de palillos incluye un soporte de mesa a juego, con un log transparente de Star Wars, para que los apoyes durante la comida. La foto de arriba es del modelo «Darth Vader», y este es el de Luke y estos son los demás:

Editado: buscando algo de información sobre el precio, he encontrado imágenes de los soportes y del modelo que me faltaba, el Yoda. Además, se me olvidó comentar que el fabricante es Kotobukiya, los presenta durante la Comic Con 2009, y aún no se conoce el precio.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

Chop-Sabers-1.jpg
Chop-Sabers.jpg
chops.jpg
yoda.jpg

Vía | Nikochan
Sitio oficial | Kotobukiya
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en