Midichlorian Rhapsody, los Episodios I, II y III al ritmo de Queen [Frikada de la Semana]


Esto no tengo claro como definirlo. Mi lado melómano grita de dolor por el sacrilegio ante uno de los temas más grandes de historia del rock y origen del primer videoclip de la historia. Mi lado friki pide clemencia para los intérpretes de este cover de Bohemian Raphsody sobre Star Wars, porque la letra está muy bien trabajada. Mi lado canalla se lo ha pasado en grande. Algunas de las estrofas son para enmarcarlas:

Jar-Jar, oooh (worse than C3PO)
You’re surely Naboo’s pride
Though I sometimes wish you’d never been born at all.

El vídeo cuenta con subtítulos, el audio encaja a la perfección con las imágenes y *la letra va siguiendo a la original*. Eso no quita que no haya sentido una perturbación en la Música Rock. Ay, Freddy, lo que te han hecho… ¿Veis? No consigo conciliar mis sentimientos.

Vía | Maldito Friki
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en