Manga especial de la película de imagen real de Dragon Ball

Manga de Dragon Ball the movie

El próximo número de la revista Jump Square de Shueisha correspondiente al mes de julio incluirá un manga especial realizado por Daisuke Kadokuni en el que narra su visita a los decorados y el set de producción de la película de imagen real de Dragon Ball. Kadokuni realiza una tira mensual para la revista titulada Akiba Zaijū en la que suele reflejar los diferentes aspectos de Akihabara, el distrito comercial otaku por excelencia en Tokio, pero en esta ocasión aprovechó el viaje que realizó junto a su editor a los estudios de la Twentieth Century Fox para preparar algo especial.

Lo gracioso del tema es que, como es habitual, la productora mantiene la prohibición de publicar cualquier fotografía de la película, por lo que surgió la idea de preparar este artículo en formato manga donde plasmar sus impresiones de una forma más gráfica. Algunos de los detalles desvelados son:

* Bulma tiene una moto de tres ruedas.
* El radar de bolas de dragón guarda poco o ningún parecido con el original (siguiendo la tónica de toda la película).
* Las estrellas de las bolas de dragón se añadirán durante la postproducción así que seguramente tendrán algún efecto raro.
* Algunos de los decorados reflejados en el manga (y que podéis ver en la galería de imágenes más adelante) incluyen la cámara de Piccolo en la que crea sus demonios, el dojo de entrenamiento de Goku y hasta… ¡¿un volcán?!

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

db01.jpg
db02.jpg
db03.jpg
db04.jpg
db05.jpg
db06.jpg
db07.jpg
db08.jpg
db09.jpg
db10.jpg
db11.jpg

Vía | Mision Tokyo

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en