Las películas de zombis preferidas por Robert Kirkman

The Walking Dead, los muertos vivientes

Los muertos vivientes es una de mis series de cómics favorita. Lo que su autor ha conseguido con ella es mantener el interés por una historia de la que ya sabemos que no nos vamos a enterar nunca del final. Al menos, eso es lo que repite por activa y por pasiva Robert Kirkman, quine con su mezcla de culebrón, thriller y película de zombies ha dado la campanada y ya suma 48 números de una serie que no pertenece a ninguna gran editorial.

Aunque otro día hablaremos en Zona Fandom con más extensión de ella, he estado releyéndola en estos últimos días en versión original (internet hace milagros, my friends) y me he quedado tan enganchado a su sección de correo como a la propia aventura de los escasos supervivientos humanos en un mundo de muertos vivientes.

En ella, Robert Kirkman explica numerosas referencias que sus guiones hacen a otras obras sobre zombies, ya sean libros, películas o cualquier otro tipo de manifestación artística. Pues bien, preguntado por cuáles son sus películas favoritas del genero, Kirkman elige unas cuantas que bien pueden servir para que cualquier neófito con interés pase un buen rato.

Y no, entre ellas no está el horrible remake de El día de los muertos, pero sí la original. Éstas son las diez seleccionadas por un hombre que sabe bien de lo que habla. Los comentarios a cada película son un de servidor:

Day of the Dead (1985)
Day of the deadEsta peli no es de las mejores de Romero, pero a Kirkman le gusta. Narra cómo un grupo de científicos y militares trata de sobrevivir a la invasión zombi que controla toda la superficie de los EEUU. Desde un bunker ubicado en Florida tratan de buscar una solución, pero, claro, los muertos vivientes siempre encuentran la manera de entrar. Pelín más gore que las otras películas del maestro, aunque también con el piloto automático puesto, El día de los muertos se ve con mucho más cariño ahora que han hecho ese horrible remake.

Dawn of the Dead (original)
Dawn of the Dead RomeroEn 1978, Romero retomó la premisa de la película que le dio la fama, pero elevándola al cuadrado. A todo color, con más sangre y zombis más brutales, el director narró las desventuras de un grupo de supervivientes que decide encerrarse en un centro comercial hasta que la epidemia pase. Pero, ¿hay posibilidad de sobrevivir y de mantenerse cuerdo cuando toda la civilización se derrumba? Un clásico, la verdad, que no me extraña que entusiasme a Kirkman, que, de hecho, la homenejea en varias escenas de Los muertos vivientes.

Dawn of the Dead (2004 Remake)
Dawn of The Dead, el remake de SnyderCon las mismas premisas que la película original, Zack Snyder demostró ser un tipo listo y un director cinematográfico con pulso y maestría narrativa. Mientras otros no se toman las películas de zombis en serio y las desdeñan como un subgénero explotado, Snyder necesito poco más de diez minutos para dejar al espectador pegado a su asiento. La secuencia inicial de crédito es una maravilla y el posterior desarrollo no abusa de los tópicos ni cae en la simple fotocopia. Romero debería sentirse orgulloso de haber provocado una película así.

Night of the Living Head (original)
Night of the living dead, original de Romero La película que, en 1968, inaugura la forma moderna de tratar a los muertos vivientes. Un prodigio de austeridad y de miedo, que no causa sustos, sino auténtico pavor. Además, contiene uno de los finales más secos de la historia del cine de terror, que me sigue sorprendiendo cada vez que lo veo. La falta de información para el espectador es la misma que para los protagonistas: Todos nos vemos lanzados a la acción sin que se nos explique por qué. Y de ese desconocimiento nace el mayor miedo y de ahí se extraen también terribles conclusiones sobre el ser humano. Un hito del cine de terror de obligado visionado.


Night of the Living Dead (1990 Remake)

Night of the living dead, el remake de RomeroEn 1990, el propio Romero fue el encargado de rehacer su propio clásico. ¿Por qué? Sólo él lo sabe. Lo cierto es que a los espectadores no les hacía ninguna falta que esta película viese la luz, porque añade más bien poco a lo ya conocido y, desde luego, está muy por debajo de los logros de la original. Al final, parece como si a Romero se le hubiese encaprichado que su Noche de los Muertos Vivientes tenía que ser más gore. Básicamente, lo que hace el director es poner más presupuesto al guión original, sacar a los zombis más desnudos, meter más sangre (aunque no tanta como era de esperar en los 90) y arruinar parte de la atmósfera de su película original. Además, le cambia el final y ahí, señores, las comparaciones son realmente odiosas.

Shaun of the Dead (2004)
Shaun of Dead, Zombies PartyEn España conocida como Zombies Party, la premisa de la película de Edward Wright era hacer una comedia sobre muertos vivientes, lo cual no significa que quisiese hacer una parodia. No, Shaun of the Dead no es Scary Movie ni nada por el estilo. Al contrario, es un divertido entretenimiento que mezcla hábilmente horror y comedia (a veces hasta clásica) sin necesidad de bromas sobre el entorno o chistes de baja clase. Muy referencial y tremendamente sutil, el único problema de Shaun of The Dead fue haber nacido en un contexto en el que la comedia se trata muchas veces como al propio cine de zombis: como un género menor.

Dead Alive / Braindead (1992)

BraindeadAntes de que a Peter Jackson le tocase el gordo en forma de Tolkien, el director neozelandés ya nos tenía a un buen puñado de aficionados absolutamente arrebatados con sus ideas sobre el cine de terror. Con un título en español por el que habría que premiar a quien se le ocurriera (Tu madre se ha comido a mi perro), Braindead aplica a lo bestia la misma receta que Sam Raimi le había dado a Evil Dead, que por cierto Kirkman no elige entre sus favoritas: es decir, que Braindead tiene un presupuesto barato, pero también una dirección imaginativa. Además de sacar provecho a las limitaciones creando una atmósfera agobiante, Jackson se luce con las escenas de sangre. Teñida con un humor negrísimo, Braindead es el ejemplo de que el cine de terror puede sobrevivir perfectamente sin Hollywood de por medio.

Además de las explicadas, Kirkman elige Undead y Cemetery Man entre sus favoritas, pero yo no los he visto, porque lo que tomo nota.

Y bien, ¿echáis en falta alguna?

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en