Las diez mejores películas de 2012

Lo mejor de 2012. Cine

Hoy termina el año y Zona Fandom hace lo propio con las listas de lo “más” mejor (o imprescindible) que nos ha dejado este 2012. Y si hasta ahora hemos dado un repaso a los cómics, las series de animación y las de imagen real, quedaba por echar un vistazo a lo que la gran pantalla ha sido capaz de ofrecernos en doce meses en el que ha habido de todo y para todos los gustos. Huelga decir que la selección que encontraréis a continuación es completamente personal y en ningún momento pretende reflejar los gustos y filias de otro editor de este blog que no sea un servidor.

10. ‘The amazing Spiderman’, un reboot muy acertado

The Amazing Spiderman

Los temores que rodeaban a ‘Amazing Spider-man‘ eran más que fundados. Para empezar, la cercanía temporal del reinicio del personaje con respecto a lo que Raimi había terminado de hacer en 2007 pesaba tanto o más que el horrendo recuerdo que la infumable ‘Spider-man 3’ había dejado en los cinéfilos.

En segundo lugar estaba, qué duda cabe, el hecho de que Sony dejara en las manos de Marc Webb el dirigir una superproducción cuando su currículo sólo incluía algún que otro video musical y la estupenda ’500 días juntos’, una comedia romántica muy recomendable aunque alejada de lo que le iba a exigir el trepamuros.

Demostrando que la productora no erraba, Webb nos deja un filme de más que correcto ritmo con algunas secuencias memorables y otras que mejor olvidar (lo de las grúas es de juzgado de guardia) y, al mismo tiempo, consigue que nos olvidemos no sólo de Raimi sino de Maguire, convirtiendo a Andrew Garfield en el perfecto arácnido del s.XXI.

9. ‘John Carter’, bofetón de nostalgia ochentera

John Carter

Cualquiera que haya crecido en los ochenta y sea amante del cine gracias a lo que consumió durante aquella década podrá confirmaros que, cada vez que se sienta en la butaca de un cine para ver una cinta de ciencia-ficción/aventuras, una parte de él se remueve inquieto por la posibilidad de reencontrarse con aquellos mecanismos que lo hicieron alucinar en su infancia.

Fracaso de taquilla que probablemente provocará que nos quedemos sin ver sus secuelas, ‘John Carter‘ es un homenaje nada velado a aquella forma de hacer cine de hace treinta años. Desde la dirección de Andrew Stanton a la magnífica música de Michael Giacchino, pasando por un guión que tiene de todo y para todos (y estoy de acuerdo, lo del chucho super-rápido-que-te-pasas es para darle de comer aparte), unos efectos visuales soberbios y unos actores que, no serán el colmo de la expresividad, pero cumplen sin estridencias; el filme de Disney nos traslada a una época distinta que, al parecer, la audiencia no quiere de vuelta.

8. ‘El hobbit. Un viaje inesperado’, regreso a la Tierra Media

El Hobbit. Un viaje inesperado

Después del extensísimo artículo que le dediqué el día de su estreno, no sería descabellado pensar que me hubiera quedado vacío de argumentos con los que alabar/criticar el regreso de Peter Jackson a la Tierra Media. Pero lo cierto es que, por mucho que dijera áquel día, las dos semanas que han transcurrido desde entonces han servido para asentar ciertas reflexiones sobre una cinta que, con sus muchas fallas, no podía quedarse fuera de lo mejor que ha dado este 2012.

Con el logro de los 48fps y la capacidad de Jackson, Boyens y Walsh para alargar seis capítulos de la novela original sin aburrir al respetable como mayores aciertos del filme, las reflexiones acerca de ‘El hobbit. Un viaje inesperado‘ han venido dejando, por una parte, lo lejos que se queda de lo que ‘La comunidad del anillo’ llegó a conseguir y, por la otra, lo innecesario del alivio cómico de Radagast o la inclusión del orco villano. Unos detalles de poca relevancia en comparación con lo mucho que logra el realizador neozelandés para con esta primera entrega de su nueva trilogía.

7. ‘El origen de los guardianes’, la segunda mejor cinta animada del año

El origen de los guardianes

Hasta que la película número 3 se metiera por medio hace unos días, ‘El origen de los guardianes‘ era la clara vencedora en lo que a cine de animación se refería en este año que hoy acaba. Dreamworks volvía a descubrirse como la sólida alternativa a Pixar/Disney que ya ha demostrado ser con las dos entregas de ‘Kung fu panda’ y la maravillosa ‘Cómo entrenar a tu dragón’ y nos regalaba una producción fascinante.

Su soberbia dirección, su estupendo guión (que es capaz de equilibrar humor, aventuras, drama y algunas notas de terror) y una animación en 3D de infarto hacen de la película el perfecto ejemplo de cómo hacer buen cine de “dibujitos” mezclando nuevas ideas con aquellas que llevan en la animación desde hace décadas, dando como resultado un producto capaz de convencer tanto a niños como a mayores.

6. ‘The cabin in the woods’, el terror para teenagers puede ser muy diferente

The cabin in the woods

Vale, admito que estoy haciendo un poco de “tuampas” al incluir aquí una cinta del 2011 que se tenía que haber estrenado este año y que al final hemos tenido que ver recurriendo a adquirirla fuera de nuestras fronteras (u otras formas menos legales), pero ‘The cabin in the woods’ ha sido tan mayúscula sorpresa que me negaba a que no figurara entre lo más granado de estos doce meses.

No sólo el filme producido por Whedon (y estupendamente rodado por Goddard) supone una bocanada de aire fresco en el cine de terror actual sino que, trastocando los arquetipos de las historias de “miedo para adolescentes”, logra renovar un sub-género desgastado por el abuso y la alarmante carencia de ideas que los constantes refritos de los mismos esquemas nos llevan ofreciendo desde hace más de tres décadas. Y no digo más, tan sólo que la consigáis como sea y os preparéis para una experiencia alucinante.

5. ‘Los Muppets’, el regreso de la rana Gustavo

Los muppets

Para toda una generación en la que me cuento, ‘Los teleñecos’ siguen siendo uno de los mejores programas de televisión que jamás se hayan emitido por la caja tonta. Con este antecedente, era normal que el anuncio de que Disney se disponía a llevar a nuestras queridas marionetas a la gran pantalla fuera acogido al mismo tiempo con vítores y pequeños recelos que se disipaban a los dos minutos de proyección.

Dejando de lado al irritante Jason Segel (lo más prescindible de un filme redondo), ‘Los Muppets‘ es una de esas películas que consiguen, con suma inteligencia, mantener en el público una sonrisa desde el primer al último minuto de proyección, algo que muy pocas producciones de hoy en día son capaces de poder lograr sin perder la compostura o verse en la necesidad de recurrir a chistes gruesos y facilones.

4. ‘La invención de Hugo’, la magia del cine según Scorsese

La invencion de Hugo

Es muy probable que me granjee alguna que otra enemistad virtual y el escarnio público, pero allá va: nunca he sido muy devoto del cine de Martin Scorsese. Más allá de ‘Uno de los nuestros’, su portentoso remake de ‘El cabo del miedo’ y puntuales momentos de ‘Infiltrados’ jamás he podido entender qué es lo que provoca el notorio prestigio como realizador del neoyorquino.

Así las cosas, a la sorpresa propia que provocaba en cada momento este maravilloso homenaje al séptimo arte a través de la figura del gran Georges Mélies (con un 3D espectcular), se unía el hecho de que fuera el realizador el responsable de hacer que durante los 127 minutos que siguen las andanzas de Hugo Cabret, me sintiera como un niño mientras descubre por primera vez lo que la gran pantalla le tiene reservado.

3. ‘Rompe Ralph’, por amor al pixel

Rompe Ralph

Obligada inclusión de última hora, ‘Rompe Ralph‘, la reciente apuesta de los estudios Disney por demostrar que no sólo el sello Pixar es capaz de maravillarnos con su animación, se lleva, de calle, el título a la mejor cinta de animación del año por muchos motivos.

Entre ellos encontraríamos, sin un orden particular: el personaje de Vanellope, una suerte de Boo crecidita que, si bien comienza siendo algo irritante, termina ganándose el corazón del espectador; la ternura que envuelve a toda la cinta con la relación paterno/filial que se establece entre Ralph y Vanellope como mejor pero no único ejemplo; ‘Paperman‘, el maravilloso corto que lo preludia y que pone de relieve la perfección que en Disney se ha alcanzado con el reducido formato y, cómo no, la inmensa cantidad de guiños a los jugadores de las “maquinitas” puestos ahí para arrancar sonrisas continuadas de unos adultos que serán los que más disfruten a lo largo de su genial metraje.

2. ‘El caballero oscuro. La leyenda renace’, Batman vs. Bane…¡fight!

El caballero oscuro. La leyenda renace

Unos dicen que las dos anteriores entregas superan a los resultados de esta última. Otros que ‘El caballero oscuro. La leyenda renace‘ está muy por encima de ‘Batman begins’ pero no llega a lo que ‘El caballero oscuro’ lograba. Y otros, entre los que me incluyo, preferimos no comparar ninguna de las tres entregas y valorar la grandeza de lo que Nolan ha hecho con un personaje que el cine había transformado en un payaso de circo.

Salvando las incongruencias del guión (que son muchas y de variada intensidad) de lo que no debería caber duda es de que la conclusión de la trilogía del hombre murcielágo es un espectáculo de primer orden que, desde el secuestro del avión hasta el adrenalínico climax pasando por soberbias secuencias como la del estadio, va encaminado a dignificar de cara al gran público el término superhéroes y todos los demonios que éste acarrea. Y vaya si lo consigue.

1. ‘Los vengadores’, ¿la mejor película de superhéroes de la historia?

Los vengadores

Construida con esmero y planificada con tesón, lo que Whedon consigue con ‘Los vengadores‘ es el perfecto reflejo de lo que ya había hecho en los cómics con ‘Astonishing X-men’: darle al fandom lo que llevaba décadas pidiendo a gritos de la más espectacular de las maneras.

Punto y seguido a lo que de los planes de la Marvel de cara a su universo cinematográfico se había dejado ver en las dos primeras entregas de ‘Iron man’, la más que correcta (aunque incomprendida) ‘El increíble Hulk’, la olvidable ‘Thor’ y la estupenda ‘Capitán América’, ‘Los vengadores’ se ha alzado por méritos propios como el filme más taquillero de 2012 con una recaudación total de, agarraos, 1.500 millones de dólares a lo largo y ancho del planeta (para un presupuesto de 220 millones).

Jugada perfecta por parte de la contrapartida hollywoodiense de La Casa de las Ideas, la cinta ha logrado que los fans más irredentos del grupo (aquellos que llevamos una buena parte de nuestras existencias leyendo sus aventuras en papel) prorrupamos en sonoros aplausos al final de la proyección, que la crítica caiga rendida ante la épica que desprende cada fotograma de la cinta y que el público no “friki” abrace sin reparos un proyecto capaz de enardecer al más impávido de los espectadores.

Y si esos (y otros muchos que me dejo fuera) no son suficientes motivos para convertirla en la mejor película del 2012, que baje San Jack y lo vea.

MENCIÓN ESPECIAL: ‘El mundo es nuestro’. Superhéroes con pinta de “canis”

El mundo es nuestro

Los superhéroes de verdad no son tipos con mallas y martillos enormes que invocan rayos. Los que pisan nuestro planeta son los que tienen lo que hay que tener para decir verdades como puños sin amedrentarse por nada ni nadie, sin ceder a presiones ni pensar que “la gente llana” no está preparada para afrontar según qué facetas de este mundo en el que nos ha tocado vivir.

El mundo es nuestro‘ no sólo es una película necesaria en los tiempos que corren, yo diría que es la más necesaria de todas y hace lo que el cine, en su faceta de medio de comunicación de masas, se olvida cuando el mensaje da paso al espéctaculo, sacudir conciencias y apalear sin conmiseración a aquellos que no la tienen y que controlan nuestros destinos desde la sombra.

Por todo ello, y porque es una cinta hecha “con un par”, rodada con muy pocos medios y con un sentido del humor que auna los localismos sevillanos con la universalidad de su mensaje, no podía dejar de incluir aquí a este magnífico ejemplo de lo que el cine español puede llegar a ofrecer…aunque no cuadre ni a la de tres con lo que debería aparecer por estas líneas.

Las que se quedaron a las puertas

Toda selección implica un descarte. Y en ese proceso han sido unas cuantas cintas las que, en última instancia, se han eliminado para dar paso a las diez que conforman la lista que acabáis de leer. Este año no han sido muchas las que han perecido a la criba, pero tendrían tantas razones como las que no lo han hecho para resultar elegidas.

Es por eso que, aunque sea de forma breve, no puedo dejar de mencionar a ‘Looper‘, la genial cinta de viajes en el tiempo con un soberbio Joseph Gordon Levitt; ‘Brave‘ el filme Pixar del año y un espectacular ejemplo de lo que la animación de los estudios del flexo han llegado a conseguir; la reciente ‘El alucinante mundo de Norman‘, estupenda muestra de animación fuera de las grandes majors y, por qué no, a ‘Dredd‘ un sonoro fracaso de taquilla en Estados Unidos que revela, mejor que ningún otro ejemplo, la notoria estrechez de miras del mercado norteamericano.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en